Edición Latinoamérica
18 de Julio de 2019

Las tragamonedas encabezan el gusto de los jugadores

En 2013, los panameños gastaron más en apuestas y juegos de azar

(Panamá).- De acuerdo con el último informe del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) de la Contraloría General, las apuestas y juegos de azar subieron un 10,8 por ciento. En el 2009, las apuestas sumaron 1.729,1 millones de dólares, pero en el 2013 alcanzaron los 2.964,4 millones. Esto significa que la actividad es cada año más rentable.

M

ovimientos 

Las áreas con mayor movimiento son las máquinas tragamonedas tipo ‘A’. Sólo este segmento de las apuestas registró un crecimiento del 15 por ciento en comparación con el año anterior. Pasó de 1.708, 5 millones a 1.973,1 millones.  

El auge de este segmento sigue porque en 2010 la Junta de Control de Juegos (JCJ) otorgó concesiones de operación de máquinas tragamonedas y salas de juegos a negocios ubicados en áreas residenciales. 

En la buena racha le siguió la lotería, que se ubicó en 591,2 millones de 557,9 millones. En el caso de la lotería, algunos expertos le atribuyen el crecimiento al sistema Pin Pao, que lanzó durante el 2013 la Lotería Nacional de Beneficencia. 

Otra área que mostró un leve aumento fueron las mesas de juego (0,7 por ciento). Según los datos del INEC, esa actividad obtuvo 326,8 millones, cuando el año anterior logró 324,7 millones. 

Mala jugada 

Pese a que la actividad genera crecimiento, hay áreas en donde la suerte no acompañó a los indicadores finales. Las actividades que marcaron en rojo fueron: salas de bingo, hípica y salas de eventos deportivos, con -1 por ciento, -9,2 y -29,1, respectivamente.  

Juegos alternativos 

Pero además de los indicadores de la Contraloría, desde el año pasado vienen dándose sistemas de azar alternativos. Uno de ello es Buko Millonario, que se trata de un bingo electrónico sabatino que se transmite por la televisión y que lleva un acumulado de 1,1 millón, que se sorteará el próximo 28 de febrero. 

Puntos de vista 

Rolando Gordón, decano de la Facultad de Economía de la Universidad de Panamá, considera que la cifra demuestra que la gente gasta más, pero eso no es algo que esté beneficiando los ingresos del Estado ni tampoco al país, debido a que más gente sufre de ludotopía, especialmente aquellas de la tercera edad. 

Las tragamonedas y apuestas no deben darse en los barrios populosos del país, esa actividad debería solo desarrollarse en los grandes casinos, que es adonde van los turistas. “No es una buena política de Estado”, dijo el economista.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook