Edición Latinoamérica
18 de Septiembre de 2019

Estiman expedir las primeras licencias en enero de 2015

Holanda debate su nueva ley de regulación del juego online

(Países Bajos).- La nueva regulación del juego online en Holanda pasó el primer trámite antes de su aprobación definitiva, que se deberá producir en el Consejo de Ministros. Probablemente, este impulso oficial signifique que el texto llegará a la cámara baja para su aprobación antes del próximo verano.

A

ún así, la fecha tentativa para la expedición de las primeras licencias, supuestamente el 1 de enero de 2015, podría retrasarse en algún momento del proceso a una más realizable, como por ejemplo mediados de 2015.

 

La legislación en Holanda pretende gravar al juego online con un 20 por ciento de impuestos sobre los ingresos brutos y presumiblemente terminar con varios monopolios estatales, entre ellos el de Holland Casino, propietaria de los 14 casinos físicos del estado, y el de las apuestas deportivas.

 

Antes de que se aclaren estos temas definitivamente, varios observadores apuntan hacia varios claroscuros del nuevo régimen regulatorio. Holland Casino, por ejemplo, ha firmado ya un acuerdo con Playtech para ser provista de software de poker y casino, como adelantando la posibilidad de una licencia y desde su posición actual de dominio de mercado. Además, el proceso para su privatización fue cerrado en falso tres meses después de abrir el proceso de remisión de ofertas por falta de compradores adecuados.

 

En un artículo para GamingLaw, el abogado especializado en temas de juego Allan Littler concluye que la forma que adoptará el nuevo mercado depende en buena parte de cómo maneje el gobierno la transparencia en el proceso de emisión de las nuevas licencias y la eventual privatización de Holland Casino.

Los operadores deberán tener una empresa subsidiada en Holanda y contribuir al sostenimiento financiero de la empresa reguladora y de diversos programas de lucha contra el juego compulsivo para poder optar a licencia, aunque la liquidez podrá ser compartida a nivel internacional según constaba en el borrador presentado el pasado junio (vía gbgc).

El detalle más curioso es la medida propuesta para disuadir a los jugadores de trabajar con operadores sin licencia que consiste en aplicar un impuesto del 29 por ciento a las ganancias obtenidas en esas salas.

La mayor oposición a la nueva regulación, como ocurre en el caso de Portugal, proviene de las loterías, que en el país de los tulipanes destinan buena parte de sus ingresos a obras de caridad y que creen que el nuevo mercado canibalizará sus ingresos y con ellos la parte más solidaria de su negocio. Sin embargo, el gobierno aporta datos de que en otros países del entorno, como Dinamarca o Bélgica, la dinámica ha sido justo la contraria y sus ventas han crecido.

Los operadores que deseen trabajar en el mercado holandés deben poseer un negocio subsidiario en Holanda y pasar una auditoría de sistemas con la Kansspelautoriteit, el regulador holandés.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook