Edición Latinoamérica
09 de Agosto de 2020

Las aplicaciones para dispositivos remotos podrían sacar al mercado de las pérdidas

La alta fiscalidad frena el crecimiento del juego online en España

(España).- Internet ha extendido los límites del mercado del juego de azar y apuestas. El próximo salto será hacia el móvil y las tabletas, pero aún son pocos los operadores que han desarrollado aplicaciones para estos dispositivos.

U

n informe de Deloitte asegura que la fiscalidad demasiado elevada hace que este negocio con gran potencial dé pérdidas. La patronal teme que lo lleven a la inviabilidad, como sucedió en Francia.

Hay muy pocas aplicaciones de juego de azar: son 50 los operadores de juego online, pero aquellos que han desarrollado alguna aplicación no superan la media docena. Muchos esperan que se complete la regulación, dado que la actual es provisional. Las autoridades temen que Internet se convierta en un casino al alcance de jóvenes y niños, dada la facilidad de acceso que proporcionan los móviles y las tabletas. Pero éste no es el único problema.

El juego online está gravado en España con tres impuestos. Esta fiscalidad demasiado elevada condujo a una rentabilidad negativa del 31% entre junio de 2012 y junio de 2013, hasta llegar a una pérdidas de 72,5 millones de euros.

En ese periodo, el juego online logró una facturación de 5.400 millones de euros, superando las expectativas de Hacienda para el año completo de 2013. Los datos están recogidos en el Informe sobre la fiscalidad del juego online, realizado entre Deloitte y la Asociación Española de Juego Digital (JDigital).

La situación española es similar a la francesa, demasiada carga fiscal hace insostenible el negocio, en el lado opuesto se sitúan Italia, Dinamarca y Reino Unido, países con menor carga fiscal por lo que el juego online es un mercado sostenible.

JDigital pide a las autoridades que se racionalicen los impuestos a un negocio recién nacido, temen que maten un negocio que es explosivo en crecimiento en medio de la crisis.

“Se trata de evitar situaciones como la francesa, donde un tratamiento fiscal negativo ha provocado que uno de los mayores mercados de Europa se haya reducido hasta ser insostenible”, dijo Sacha Michaud, Presidente de JDigital.

Desde hace un año, cuando se reguló en España, el juego online crece a un ritmo del 10% mensual, y se ha situado ya en el quinto puesto en el e-commerce con un 3,5% de la facturación de este mercado. En los seis primeros meses y desde su regulación en junio de 2012 alcanzó 2.350 millones de facturación. El crecimiento del número de jugadores ha sido sorprendente, han pasado de 195.000 a un millón de usuarios únicos desde su regulación legal, con un gasto medio anual de 500 a 600 euros por jugador.

A principios de año, el sector estimaba unos resultados de 250 millones de euros para 2013, y temía que no hubiera hueco para todos los operadores que todavía estaban en período de inversión y lanzamiento publicitario. El informe de Deloitte es un balde de agua fría sobre estas previsiones.  

A pesar de la situación, empresas tradicionales de juego, como Casino Gran Madrid, han abierto sus puertas al online, y otras barajan la posibilidad de hacerlo para paliar la caída de las ventas del negocio tradicional. Los juegos de Facebook son otra aceleradora del crecimiento del juego online, así como los programas de casino de televisión emitidos de madrugada por Antena 3 y Tele 5. Una fiscalidad demasiado elevada en los inicios de su nacimiento podría matar un mercado de gran potencial.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook