Edición Latinoamérica
21 de Enero de 2021

Los canódromos mantendrían sus slots aún sin carreras en vivo y se podría jugar poker online

Analizan cambios legislativos para la explotación del juego en la Florida

(Estados Unidos).- Legisladores norteamericanos están estudiando dos proyectos de ley que podrían cambiar el rostro del juego en la Florida. El primero permitiría a los propietarios de canódromos mantener sus máquinas tragamonedas y sus juegos de cartas sin tener que hacer carreras de perros en vivo. El otro, legalizaría el poker por Internet.

A

mbos proyectos de ley recibieron la aprobación de la Comisión de Industrias Reguladas del Senado. Los mismos proyectos de ley fueron introducidos en la Cámara, pero no han sido analizados todavía.

El proyecto de ley para canódromos eliminaría uno de los últimos vestigios de la tradición de parimutuales de la Florida. El proyecto de ley permite a los canódromos su conversión a lugares para juegos de cartas o máquinas tragamonedas, en un momento en que la popularidad de las carreras de perros va en declive. La Florida tiene 16 pistas de carreras para galgos.

“El mercado ya ha dictado que esta puede ser una industria en proceso de desaparición, pero no pienso que está muerta”, dijo Maria Sachs, demócrata de Delray Beach y patrocinadora del proyecto de ley. “Sí considero que debe haber carreras de perros donde la gente las quiere, y que eso debe ser dictado por la gente, y no por el gobierno”.

La comisión votó además 10-2 para crear una red intraestatal de poker en Internet vinculada a los 23 estadios actuales de carreras de caballos y perros y de jai alai. Los proponentes dicen que si las aproximadamente 800.000 personas que juegan en estos momentos al poker online se volcaran a la red intraestatal, podrían generar hasta 50 millones de dólares en ingresos adicionales por concepto de impuestos, y protegería a los consumidores de los operadores sin escrúpulos.

“Lo que tenemos aquí es un proyecto de ley que ha sido redactado con mucho cuidado”, dijo el senador Miguel Díaz de la Portilla, republicano de Miami y patrocinador de SB 812. Dijo que la medida protege a los consumidores al entregar contratos a tres operadores centrales que nunca han ofrecido poker en Internet ilegal en Florida. Las parimutuales de la Florida podrían conseguir una porción de las ganancias por concepto de juego, y remitir el 10% de sus ingresos brutos -entre 10 y 40 millones de dólares- al estado”, dijo.

“Estamos protegiendo a los consumidores de la Florida del robo de identidad, del robo de información financiera, de ser presas fáciles de entidades que operan desde el extranjero, fuera del alcance del largo brazo de Estados Unidos”, señaló Díaz de la Portilla.

La medida se aprobó con dos votos en contra del senador Jim Norman, republicano de Tampa, y el senador Steve Wise, republicano por Jacksonville, quienes dijeron que iba demasiado lejos en su expansión del juego. El proyecto de ley de Sach, SB 1594, fue más controversial ya que los criadores, entrenadores y manejadores de perros dijeron que, de ser aprobado, el proyecto de ley destruiría su industria.

“Eso nos va a sacar del negocio”, dijo James O'Donnell, de 82 años, dueño de galgos de Miami; quien ha estado haciendo carreras de perros en todo el estado durante 55 años y quien negó las alegaciones de que los perros sean víctimas de abuso.

Jack Cory, cabildero de la Asociación de Galgos de la Florida, advirtió que la aprobación del proyecto de ley traería como resultado que 3.000 familias de la Florida perdieran sus pequeños negocios o sus empleos. Se quejó también de que el movimiento de derechos de los animales había informado mal a la comisión sobre el modo en que se trataba a los perros.

El proyecto de ley elimina el requisito implantado en 1996 de que los canódromos celebraran carreras de perros en vivo. Flagler Dog Track en Miami, conocido también como Magic City Casino, y el Tampa Greyhound Track, en que reside el centro de juegos de cartas Lucky's Card Room, podrían decidir si continuar las carreras de perros o eliminarlas poco a poco.

“De acuerdo con el Departamento de Regulación Profesional y de Negocios, la industria ha visto un fuerte declive tanto en los ingresos como en la clientela de las carreras de perros. Entre el 2002 y el 2010, la cantidad de dinero que se jugó en carreras de perros en vivo bajó en un 57%”, dijo Sachs. Mientras tanto, los premios por las carreras en vivo bajaron en un 69% y los impuestos y las tarifas cobradas por el estado bajaron en un 96%. Sachs dijo que la obligación de carreras en vivo no se aplica de modo parejo.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook