Edición Latinoamérica
16 de Julio de 2019

Entrevista a Antonio Alfaro, Presidente de la Asociación de Administradores de Juegos de Azar de Panamá (ASAJA)

“Pensamos que ya nos estamos acercando al punto de saturación del mercado”

(Panamá, exclusivo Yogonet.com).- La actualización de la legislación vigente es uno de los reclamos de la Asociación de Administradores de Juegos de Azar de Panamá (ASAJA), según las palabras de su presidente, Antonio Alfaro. El ejecutivo destacó que ya están analizando algunas reformas junto al ente regulador.

D

esde lo que pudieron percibir desde la asociación, ¿cuál ha sido el panorama del sector casinos y salas de juego durante este 2010, tanto desde el punto de vista empresarial como desde el jugador?
El 2010 ha transcurrido en Panamá sin mayores sobresaltos. Se están construyendo siete hoteles, con un número mayor a 300 habitaciones, en la ciudad capital. Esto les da derecho por ley  a operar un casino dentro de sus instalaciones. Por ahora, sólo tres han iniciado los trámites para obtener la licencia, y se espera que estén en operación para el 2011.
En la asociación respaldamos cualquier solicitud que cumpla con los requisitos de la ley, pero pensamos que ya nos estamos acercando al punto de saturación del mercado, lo que implica comenzar a poner metas mayores o seleccionar los sitios donde se pueden instalar nuevas operaciones de acuerdo a la oferta ya existente. Por otro lado, se han abierto cinco mega salas de máquinas tragamonedas, saturando también el mercado de la calle.

¿Cuáles son los principales problemas que afectan a su rubro? ¿Cuáles serían sus potenciales soluciones?

Nos preocupa principalmente lo que pueda surgir con la evolución de los juegos de suerte y azar, cuyo avance tecnológico va mucho más rápido que las regulaciones. Éste no es un problema sólo de Panamá sino de todo el mundo donde existe el juego legal. Al no tener reglas claras para las nuevas modalidades -llámense juegos por Internet, casinos digitales y juegos de habilidad, etc.- se pone en peligro la suerte de los negocios que sí están regulados en beneficio de otros que muchas veces no pagan impuestos ni derechos y, si lo hacen, estos impuestos son inferiores a los que pagan las salas y los casinos regulados.

¿Cómo ve a los casinos y salas de juego a nivel local y en otros países importantes de Latinoamérica?

Al igual que en los demás países de la región, la crisis económica afectó a todos los rubros de negocios locales, principalmente durante el 2009 y el 2010. Recién ahora se están mostrando señales de recuperación, pero de manera muy lenta.
Los operadores de casinos de Panamá también se vieron afectados en su crecimiento, que estuvo muy por debajo del crecimiento histórico. Con este revés y el incremento de la competencia, podemos esperar que el 2011 sea un año de estabilización para la industria, con un crecimiento, si se da, apenas moderado.

Dentro del sector de su competencia, ¿cuál es el cambio a nivel legislativo y regulatorio más importante que se ha registrado a nivel local y en América Latina durante este año?
En Panamá, se requiere que las leyes y regulaciones sean revisadas a conciencia para que tanto el regulador como los regulados tengan la certeza de las reglas del juego. Nosotros como asociación estamos haciendo los esfuerzos. Hemos presentado sendos proyectos al regulador, que ya ha visto la necesidad de estas reformas, y en conjunto estamos analizando algunas. 
Confiamos en que en el transcurso del 2011 se puedan hacer revisiones y/o  reformas a la ley y los  reglamentos. Nuestra legislación de juegos fue ejemplo para muchos países en su momento. Creemos que volvería a serlo con las reformas que se proponen para adecuarla a las nuevas tecnologías y para solucionar algunas áreas que requieren de mayor claridad para su aplicación.

¿Qué espera para el 2011?
Como gremio, nuestro plan es seguir luchando para que la industria sea reconocida en todos sus niveles -privados, oficiales y nacionales- como una real fuente de creación de empleos bien remunerados, al igual que como importante aportadora al ingreso fiscal del país. Nuestros programas de juego responsable, de prevención de lavado de dinero y de cero tolerancia a la trata de menores seguirán siendo una responsabilidad para nuestros miembros y colaboradores.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook