Edición Latinoamérica
16 de Septiembre de 2019

PUSC y PAC se declaran en contra de la iniciativa planteada por el Ejecutivo

Diputados critican el plan para gravar los casinos de Costa Rica

(Costa Rica).- El proyecto de ley para fijar un tributo del 15% a las ganancias de los casinos y financiar planes de seguridad ciudadana sigue perdiendo terreno en el Congreso. A la anunciada oposición a la redacción del plan por parte del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), se suma el Partido Acción Ciudadana (PAC).

A

ello se agregan las dudas del ex ministro de Hacienda y ahora diputado del Partido Liberación Nacional (PLN), Guillermo Zúñiga.

El plan tiene el expediente 17.551, está en trámite de publicación en el Congreso y plantea recaudar de $30 millones (U$S 58.131) a $40 millones (U$S 77.508) por año para seguridad.

Zúñiga dijo que está de acuerdo con la intención de gravar los casinos y el juego con el fin de generar recursos para seguridad, pero expresó dudas sobre los alcances del proyecto de ley.

Una de las inquietudes de Zúñiga recae en el hecho de que sea el Ministerio de Gobernación el que esté encargado de recaudar el impuesto, y no el de Hacienda.

Al respecto, Zúñiga indicó que Hacienda “debería tener el control de los tributos”.

También señaló sus preferencias por el proyecto de ley presentado en la administración anterior, mediante el cual se tasaban las apuestas de las empresas extranjeras con centros de llamadas en el país, y que, según su criterio, permitía recoger más dinero. “Es posible que vuelva a las tesis originales”, dijo Zúñiga. Ese texto original planteaba un impuesto del 2% sobre los ingresos brutos, y suponía ingresos por $80 millones (U$S 155.018) al año.

Por su parte, el diputado del PUSC, Luis Fishman, advierte que la redacción del plan es ambigua, y deja portillos para casas de juego más allá de los hoteles.

Actualmente, la ley señala que los casinos sólo pueden operar en hoteles, con restricciones de acuerdo con el número de habitaciones.

“Este proyecto permite la proliferación de juegos de azar en cualquier establecimiento pequeño, aunque la actividad principal no sean las apuestas. Habrá juegos de azar en pulperías, bares minisúperes, donde es difícil restringir a los menores”, se quejó Fishman.

El legislador recalcó que esto se permite en el artículo 28 del proyecto, que deja dar licencias a establecimientos pequeños “cuya actividad económica principal no es la de apuestas, casinos o juegos de azar”, señala el plan.

Agregó que la iniciativa afecta directamente a la Junta de Protección Social pues le quita la administración exclusiva sobre los juegos de azar en el futuro, como las apuestas deportivas.

Por su parte, el diputado Gustavo Arias, del PAC, afirma que no hay claridad sobre la fiscalización que se hará de los centros de apuestas telefónicas y que esto incentiva el “ingreso de capital extranjero dirigido a las apuestas”.

También criticó las entidades burocráticas que propone el proyecto de ley presentado por el Ministerio de Hacienda, como la Junta de Control de Apuestas, Casinos y Juegos de Azar, que estaría a cargo del Ministerio de Gobernación.

“Es más la burocracia que se va a crear que los recursos que se van a obtener”, sostuvo el diputado.

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook