Edición Latinoamérica
21 de Junio de 2021

España

Las asociaciones Valencianas analizaron las situación del sector del juego

(España).- Las asociaciones del recreativo de la Comunidad Valenciana han celebrado una asamblea extraordinaria para analizar la situación actual del sector, su futuro más inmediato y plantear propuestas necesarias.

E

l sector recreativo de la Comunidad Valenciana se ha movilizada a través de una asamblea extraordinaria impulsada por ANDEMAR CV, ANESAR CV, AMYPEMO, APROMAR Alicante, ASVOMAR y AVALJU. Durante la misma se ha radiografiado la situación del sector, exponiendo las necesidades para mantener su pervivencia.

Al acto han acudido un gran número de operadores y fabricantes además de la presencia de José Roca, presidente de la Confederación Empresarial de Castellón; Javier Mateo, director de relaciones empresariales de CIERVAL; Javier Baixauli, gerente de la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV) y Vicente Safón, profesor de la Universidad de Valencia en el área de Organización de Empresas.

El primero en intervenir ha sido el economista Vicente Safón, retratando un escenario lúgubre para el recreativo de la Comunidad Valenciana. “Las máquinas B han sufrido una reducción superior al total jugado en 2009. La reducción total del sector del juego en 2009 sobre 2008 fue de un 6,8%; en máquinas B en España fue de un 7,82% y en modelos B en la Comunidad Valenciana fue de un 9,29%”, ha declarado Safón.

Así ha indicado que el descenso de la recaudación para el segundo semestre del año en Valencia será de un 4,25%; en Castellón, un 9,04% y en Alicante, un 1,98%. “El impacto de la tasa ha crecido con la reducción de las ventas. Si se excluye el análisis de las bajas temporales, en 2010 estaría superando el 40%. Registro al que habría que añadirle el resto de tasas e impuestos”, ha comentado Safón.

A corto plazo los bares y restaurantes disminuirán su facturación un 2,2 y 3,3% respectivamente. Esto tendrá un efecto demoledor sobre la permanencia de locales de hostelería desembocando en cierres donde este tipo de establecimientos más han crecido en los últimos años (Alicante, donde aumentaron un 41,8%).

“Las empresas más débiles no van a aguantar. El sector recreativo se va a concentrar. Se necesita una transformación. Llevar a cabo una desinversión y diversificar el negocio. Identificar qué máquinas son las más rentables para mejorar la productividad de sus empresas y ser eficientes en los costes. El futuro pasa por pedir ayuda a la Administración, respecto a la tasa y mejorando e incrementando el canal de distribución de las máquinas recreativas. Mi conclusión es que el sector está mal a corto, medio y largo plazo”, ha sentenciado Safón.

Javier Baixauli, de la FEHV, ha analizado las amenazas de la Ley Antitabaco en el sector de la hostelería. Pese a lo comunicado por la Unión Europea, que obliga a adoptar medidas frente a este consumo, solo Irlanda es el único país donde se ha establecido la prohibición total. La supresión de fumar acarrea graves perjuicios económicos, demostrables en el caso anterior con un 24% de descenso en el número de empresas. Además, según Baixauli, la venta de tabaco no es un negocio para el hostelero, ya que para ganar 150 euros hay que vender mil cajetillas.

“La mayoría de establecimientos cumple la Ley actual. Los locales de menos de 100 metros cuadrados tienen libertad para elegir si dejan fumar o no. Pues de los 70.000 locales con más de 100 metros cuadrados 50.000 han realizado una inversión de 20.000 y 25.000 euros para adaptarse a la normativa y separar sus estancias. Si se impone esta nueva Ley han realizado reformas que no sirven para nada. Deberían indemnizarles”, ha manifestado Baixauli.

El 40/45% de clientes de los bares y restaurantes son fumadores. Si antes no se para, que no parece probable dado la firmeza del Ejecutivo, la hostelería de la Comunidad Valencia perderá entre 1.000 y 1.200 millones anuales en ventas.

La estrategia a seguir pasa por exigir la no prohibición total y sobre todo no en este momento tan crítico para el sector. Se están realizando diferentes campañas reivindicativas además de mantener contactos con partidos políticos, agentes sociales y entidades empresariales.

Francisco Pallás, presidente de ANDEMAR CV,  ha clausurado la asamblea enumerando las necesidades del recreativo de la Comunidad Valenciana. “Necesitamos una reducción de la tasa fiscal y de las tasas administrativas de gestión. En los dos últimos años ha existido un descenso de las recaudaciones superando en algunos casos más del 35%. La situación en la Comunidad Valenciana es aguda. Más de 100 empresas han tenido que aplazar el pago de las tasas durante este año, lo que representa cerca de 3.000 máquinas más las pertinentes bajas temporales. Solicitamos una minoración fiscal para las máquinas multipuesto, esperando conseguir una fórmula similar a la aplicada en Andalucía. También es necesario es devengo trimestral, que no disminuirá los ingresos de la Consellería, produciéndose menos bajas temporales y definitivas. La Ley Antitabaco provocará el cierre de los bares y el cierre de nuestras operadoras. Se debe ampliar el plazo de las bajas temporales 2 ó 3 años”, han sido las palabras de Pallás.

Tras esta movilización los presidentes de las diferentes asociaciones se reunirán con el subsecretario de Economía, Hacienda y Empleo para exponerle sus reivindicaciones.

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook