Edición Latinoamérica
02 de Diciembre de 2020

Se reunieron en Viña del Mar para programar acciones en pro de esta causa

Chile: los alcaldes reiteran apoyo a los casinos municipales

(Chile).- A un año de que los alcaldes de los municipios con casino en Chile decidieran agruparse para hacer frente a la amenaza de su desaparición y consiguiente pérdida de los ingresos protegidos por la Constitución y la ley, el pasado viernes se reunieron en el casino de Viña del Mar varios de los ediles para hacer un balance y programar las futuras acciones en pro de esta causa.

D

urante la sesión de trabajo los alcaldes de Viña del Mar, Virginia Reginato; de Pucón, Edita Mansilla; de Coquimbo, Oscar Pereira; de Iquique, Myrta Dubost y de Puerto Natales, Fernando Paredes, llegaron a diversas conclusiones y emitieron una declaración pública. Se excusaron de participar las autoridades municipales de Arica y Puerto Varas.

En los puntos de su carta señalan que “se ha logrado transmitir a la población que la eventual pérdida de los ingresos que generan los casinos municipales sería catastrófica para nuestras ciudades, e implicaría que no se podrían mantener los distintos programas sociales que atienden los municipios”.

Agregan que “los municipios con casinos municipales han realizado presentaciones, ante las autoridades administrativas competentes, con el objeto de demostrar la naturaleza y alcance del plazo de extinción de los derechos de los concesionarios cuyo término la ley establece para el mes de diciembre de 2015. Básicamente, se ha sostenido que, la caducidad que establece la Ley 19.995, expresamente, está referida a esos derechos de origen contractual, y no del derecho de propiedad de los municipios a explotar sus casinos”.

“A las actuales autoridades del Equipo Económico que asumió en marzo pasado, se les ha hecho saber la imperiosa necesidad de resolver esta controversia a la brevedad, haciendo presente que el término del casino municipal, esto es, la prerrogativa legal de explotar un casino en cada una de las comunas en que existen, daría paso a la transferencia de este bien público a un privado, quien de manera gratuita y por mera liberalidad de la Superintendencia de Casinos de Juego que se lo concedería, adquiriría un flujo de dinero que en los últimos años es superior a los 70 millones de dólares, con una mínima contribución en impuestos específicos”, expresan.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook