Edición Latinoamérica
22 de Septiembre de 2019

Según estimaciones del Ministerio de Hacienda

El impuesto a los casinos en Costa Rica podría generar más de cien millones de dólares

(Costa Rica).- El impuesto del dos por ciento al ingreso bruto de los casinos y empresas de apuestas, que operan en el país podría generarle al Estado más de cien millones de dólares por año, según estimaciones del Ministerio de Hacienda.

L

a Ministra de Hacienda Jenny Phillips, manifestó a los diputados de la Comisión Permanente de Asuntos Hacendarios, la necesidad de regular los casinos, junto a la intención de crear un impuesto a la actividad en el expediente 17.55, Ley de Regulación de apuestas, casinos y juegos de azar.

La titular de Hacienda expresó a la Comisión donde se tramita la iniciativa, que el proyecto contempla una regulación integral para descartar sesgos a favor de algunas de las modalidades que se desarrollan en esa actividad.

Explicó que el objetivo del proyecto es regular las empresas para evitar el uso de la actividad con fines ilícitos y se crear mecanismos para sancionar administrativa o penalmente las faltas de los empresarios.

Los recursos que genere la regulación a la actividad de juegos de azar, casinos y apuestas se destinarían a financiar programas sociales y de seguridad ciudadana que garantice mayor efectividad de cobertura.

La Ministra Jenny Phillips recordó que el país no cuenta con una regulación actualizada, excepto los casinos físicos que poseen un control elemental, mientras que en el resto del sector es casi inexistente, situación que presenta aspectos “positivos” y negativos.

Resaltó que el país no posee control alguno sobre la actividad y es totalmente pasivo, pero está abierto a la influencia criminal, lavado de dinero, terrorismo, narcotráfico. El aporte a los ingresos para el gobierno es muy reducido, lo cual contrasta con el crecimiento del país que no es balanceado y se inclina a servicios que no tienen un alto valor agregado, limitando oportunidades de desarrollo personal de quienes laboran en este sector.

Añadió que la ausencia de regulación provoca que el país se vea sometido a críticas de organismos internacionales que nos presentan como el lugar donde operan empresas que pueden prestarse a la transferencia de dinero de origen ilegal.

Comentó que los países que cuentan con regulación sobre la actividad de los casinos y apuestas logran reducir la influencia criminal, generan mayores recursos para el Estado, incrementan los depósitos bancarios en moneda extranjera y presentan un crecimiento más balanceado.

Los aspectos negativos, explicó que presentan las naciones que regulan esta actividad es que debieron enfrentar mayores costos iniciales, especialmente en el desarrollo institucional requerido para la implementación, como es la capacitación de personal y adecuada remuneración para evitar la tentación, así como la posible migración de operadores marginales o de dudosa calidad.

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook