Edición Latinoamérica
22 de Agosto de 2019

Por U$S 150 millones

Aprueban la compra de Vegas Fontainebleau

(Estados Unidos).- El financista Carl Icahn consiguió el pasado miércoles un permiso judicial para comprar el quebrado proyecto de construcción Fontainebleau Las Vegas por U$S 150 millones, un gran descuento sobre los U$S 2.000 millones ya gastados en el rascacielos y casino inconcluso.

E

l precio representa unos 8 centavos por cada dólar que el urbanizador de Aventura, Jeffrey Soffer, y sus inversionistas gastaron en el proyecto. La torre de 63 pisos en el extremo norte de la famosa Vegas Strip se proponía originalmente lanzar una cadena global de casinos bajo el nombre de Fontainebleau. Soffer compró el Fontainebleau Miami Beach en el 2005, y pronto anunció planes de construir un segundo Fontainebleau en la Vegas Strip.

El centro turístico de Miami Beach, que es una entidad corporativa aparte, no estuvo involucrado en la quiebra del de Las Vegas. Pero el equipo legal de Soffer está preparándose ante la posibilidad de que los acreedores de Las Vegas reclamen el hotel de Miami Beach como un activo ligado a las deudas de Las Vegas.

Soffer no asistió a la audiencia del miércoles en el tribunal federal de quiebras en Miami, pero en una entrevista mantuvo su posición con respecto a su empresa de Las Vegas.

“Es un gran proyecto. A largo plazo, será algo grandioso”, dijo Soffer. “Ojalá lo terminen”.

El proyecto se declaró en quiebra en junio, luego de que los bancos cerraran el financiamiento de la construcción, aduciendo gastos excesivos y otros supuestos problemas. Soffer culpó al colapso de su principal acreedor, Lehman Brothers, y otros problemas vinculados con la crisis bancaria global de los problemas del proyecto de Las Vegas.

“Cuando el mundo se pone en contra de uno, es duro”, dijo Soffer. “Algunas cosas están fuera del control de uno. Así es la vida”.

La audiencia del miércoles fue una formalidad, pues Icahn es el único comprador que reúne los medios y el deseo de adquirir el Fontainebleau Vegas. El proyecto está terminado en un 70 por ciento, y algunos cálculos pronostican que terminar la torre costará otros U$S 1.000 millones.

Una subasta de bancarrota del proyecto inconcluso fue cancelada luego de que ninguno de los postores calificara para competir con Icahn, a pesar de que el equipo del Fontainebleau Vegas contactó a casi 200 compradores potenciales.

“Estamos evidentemente decepcionados de que la subasta se haya hecho innecesaria”, dijo Scott Baena, abogado de la firma de Miami Bilzin Sumberg, que representa el Fontainebleau Vegas. “El proceso de la venta demostró que el proyecto continúa engendrando costos y riesgos que lo hacen poco atractivo”.

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook