Edición Latinoamérica
26 de Octubre de 2020

Declaraciones de Régis de Oliveira, redactor del proyecto que legaliza los bingos

“Las salas de juego en Brasil podrían generar 120 mil empleos directos”

(Brasil).- El diputado Régis de Oliveira (PSC-SP), redactor del proyecto que legaliza los bingos en Brasil, defiende la vuelta del juego para que nuevos empleos sean generados en el país. Según el diputado, las salas de juego podrían generar por lo menos 120 mil empleos directos.

Además de los empleos, los bingos generarán recaudación con el pago de tributos como impuestos a la renta, ISS, IPTU, entre otros”, dijo.

Régis de Oliveira destaca que, con la legalización del bingo, la clandestinidad del juego en Brasil tenderá a acabar. “Vamos a tener más fiscalización. El texto del proyecto impide vínculos con la criminalidad”, comentó.

Otro punto destacado por el diputado federal paulista es la necesidad de capital de R$ 1 millón (U$S 571.615) declarado en impuestos a la renta para que un empresario pueda abrir una sala de bingo. Antiguamente esa obligatoriedad no existía.

En caso de que el proyecto sea aprobado y sancionado por el presidente Lula da Silva,  Régis de Oliveira destaca que “los testaferros van a acabar”. Muchos empresarios usaban nombres de terceros para abrir bingos y lavar dinero, engañando a la Reserva Federal.

Régis de Oliveira destaca que el texto del proyecto que libera el funcionamiento de bingos prevé la criminalización de la explotación ilegal del juego. Hoy, el delito es considerado una contravención penal.

“La explotación ilegal pasará a ser un crimen”, afirma, recordando también las sanciones rigurosas para quienes incumplan las leyes, que pueden llegar a los R$ 500 mil (U$S 285.807).

El relator del proyecto ya consiguió hacer que la materia pasara por la CCJ (Comisión de Constitución de Justicia) de la Cámara. Ahora, el proyecto será enviado para la votación en plenario. Luego, la materia pasará a la apreciación del Senado.

Las máquinas de bingo y tragamonedas quedarán bajo la responsabilidad de la Reserva Federal. El órgano será el único que tendrá acceso a las memorias de las computadoras de juegos.

“La Reserva va a liberar las máquinas individualmente. Sólo este organismo tendrá la memoria de la máquina con la memoria de los juegos”, contó el diputado, quien considera una “hipocresía” que no haya juego legalizado en Brasil. “Necesitamos incentivar el país y desarrollar el turismo. El juego forma parte de una dimensión de la vida”, dijo Régis de Oliveira, quien también defiende la llegada de los casinos.

A pesar de ser aprobado por la gran mayoría de la CCJ, 40 votos a siete, el proyecto no tiene sólo elogios. El diputado federal José Eduardo Cardozo, criticó: “El proyecto es fragil, inapropiado y sólo beneficia a los dueños de bingos”.

Dentro de la propia comisión, el parecer de Régis de Oliveira fue atacado por Antonio Carlos Mendes Thame (PSDB-SP), autor del Proyecto de Ley 270/03, que prohíbe los bingos, fue crítico ácido de la materia. “Crear un archivo de ludópatas es casi una broma”, afirmó.

El texto aprobado por la Comisión de Justicia es el sustitutivo del diputado Régis de Oliveira al Proyecto de Ley 2254/07, que tramita en conjunto con varios otros. Todos ellos piden la liberación de los juegos. Ese sustitutivo no incluye los casinos.

 

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook