Edición Latinoamérica
25 de Octubre de 2020

El próximo miércoles será tratado el proyecto en la Cámara de Diputados

Avanzan las posibilidades de la aprobación de los bingos en Brasil

(Brasil).- La Comisión de Constitución y Justicia (CCJ) de la Cámara de Diputados analizará este miércoles el proyecto de ley que legaliza los bingos, juegos en máquinas electrónicas y juegos de azar. El proyecto debería haber sido analizado el pasado miércoles, pero algunos parlamentarios pidieron que se prorrogue la votación hasta la semana siguiente para estudiarlo con más detenimiento. De ser aprobado por los integrantes de la CCJ, el proyecto será cometido al plenario.

L

a declaración del redactor de la ley, diputado Regis de Oliveira (PSC-SP), es a favor de la legalización, siempre que sean cumplidas normas rígidas de fiscalización, para combatir la corrupción y la criminalidad, además de la creación de una pesada carga tributaria. En caso de que sea aprobado por el Congreso y sancionado por el presidente de la República, el proyecto va a rendir a las arcas públicas federales y estatales aproximadamente R$ 6 billones (U$S 3.276.003.276.003) por año, de acuerdo con los cálculos de la Asociación Brasileña de Bingosd (Abrabin), resultantes del pago de impuestos.

Hay también un límite para el número de bingos a ser abiertos en los municipios. En el proyecto, el límite es de un bingo cada 150 mil habitantes. Por esa estimativa, Belo Horizonte, que tienen una población de cerca de 2,5 millones de personas, de acuerdo con el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), podrá tener 17 bingos. En todo el país, según los cálculos del redactor, se prevé la creación de mil bingos y casas de juegos electrónicos, empleando a aproximadamente 320 mil personas.

La declaración del diputado Regis de Oliveira estipula que las empresas que explotan bingos, juegos en máquinas electrónicas y juegos de azar tendrán que traspasar a la Unión y a los Estados 17% de los ingresos, después de descontados los premios pagados. También fue definido que el 70% de los ingresos de los empresarios del sector tendrán que ser destinados al pago de premios.

El gobierno federal se quedará con el 30% de la recaudación y los estados recibirán el resto, después de retirado el 15% para programas de salud, 1% para el Fondo de Apoyo a la Cultura y 1% para el Fondo de Apoyo al Deporte. Por las estimaciones del redactor, serán recaudados cerca de R$ 230 millones (U$S 125.580.126) para un fondo social.

En cuanto a la fiscalización rigurosa, a realizarse en las esferas federal, estatal y municipal, el diputado Regis de Oliveira cree que esa será el principal instrumento para reducir los índices de corrupción. “Hoy, los recursos de los juegos tienen parte destinada al crimen organizado por falta de una fiscalización efectiva. Con la regulación, eso será resuelto”, informa el parlamentario.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook