Edición Latinoamérica
21 de Julio de 2019

La Alcaldía señala que tiene permiso para funcionar como restaurante

A pesar de la prohibición, opera en San Salvador un casino con tragamonedas

(El Salvador).- Una nueva sala de juegos, que está situada en El Salvador, está funcionando desde hace cuatro meses, pese a la prohibición a la instalación de casinos, a raíz de un decreto de la Asamblea Legislativa que emitió en 2002, basada en la antigua Ley de Policía.

The Jolly" atiende al público desde las 11:00 de la mañana hasta las 2:00 de la madrugada todos los días. Sin embargo, aseguró el gerente, si a esa hora de la madrugada hay clientes, la atención en el lugar continúa hasta la 4:00 de la mañana.

La sala de juegos está compuesta de 50 máquinas tragamonedas aproximadamente, ubicadas en dos amplios corredores iluminados con una luz tenue. Además, cuenta con un bar muy completo, donde hay variedad de licores hasta para los clientes más exigentes.

Un grupo de máquinas tiene juegos que cuestan $0.10 centavos por cada fichas. Las otras valen $25 centavos. Entre ellas hay juegos de póker, tres figuras y otras.

El gerente declaró que las máquinas están programadas con el 80 por ciento de probabilidad de ganancia para los clientes y el resto para la casa de juegos.

Según un empleado, el casino "The Jolly" ha respondido a las expectativas del propietario, ya que la clientela es exigente y arriesga buenas cantidades de dinero. Añadió que la sala de juegos está creciendo y que en las próximas semanas se cambiará de lugar, con el fin de competir al nivel de los grandes casinos del país.

Además, expuso que se está pensando en poner otros tipos de juegos como el póker de mesa, billares y otros juegos. Asimismo se piensa hacer rifas de carros, viajes y otros premios.

El encargado del lugar, quien no se identificó, fue consultado sobre la legalidad del negocio, ante lo cual se limitó a decir que las personas adecuadas para hablar eran los propietarios y que ellos tenían los permisos correspondientes.

La municipalidad capitalina, a través del Distrito Tres, tiene conocimiento del negocio e incluso ya lo ha inspeccionado una vez. La directora del distrito, María Eugenia Alfaro, explicó que en ese local el negocio ha cambiado dos o tres veces de nombre.

"Ellos vinieron (al distrito) el año pasado para tramitar el permiso para las tragamonedas, pero no tenían permiso para funcionar como casino", explicó la funcionaria municipal.

Alfaro añadió que los propietarios tienen permiso, pero para restaurante, el cual les fue dado por la Oficina de Planificación del Área Metropolitana de San Salvador (OPAMSS).

Según la funcionaria municipal, existe un expediente abierto contra dicho negocio por operar con máquinas tragamonedas, las cuales están prohibidas.

Manifestó que ellos ya habían realizado una primera inspección, y que fue ahí cuando surgió la discrepancia con los propietarios, "ya que ellos (dueños) consideran que no es un casino. La investigación se sigue", dijo Alfaro y reiteró que el negocio no tiene permiso para funcionar como casino.

Este año, "The Jolly" es la segunda casa de juegos que se conoce públicamente que funciona en la capital, pese a la prohibición por decreto de la Asamblea Legislativa que realizó una interpretación auténtica de la Ley de Policía, que data de 1882.

El primer caso que se conoció este año fue el del Hold-em Club de las Américas, que funciona en un centro comercial sobre la Carretera al Puerto de La Libertad, el cual es una sala de juegos de póker.

Este negocio obtuvo el permiso de la comuna tecleña, pero para colocar mesas de billar, de acuerdo con información de la misma alcaldía, que abrió un expediente contra dicho negocio por mantener ese tipo de juegos prohibidos por la ley.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook