Edición Latinoamérica
08 de Agosto de 2020

A través de una carta abierta

UNI Américas protesta por los despidos de sindicalistas en casino de Paraguay

(Panamá).- Desde la Oficina Regional para las Américas de UNI Sindicato Global, con sede en Ciudad de Panamá, el Secretario Regional de la organización, Rodolfo Benítez, hizo llegar al Viceministro de Trabajo y Seguridad Social de Paraguay, Raúl Mongelós, una comunicación abierta expresando su extrema preocupación por el despido de varios trabajadores de una empresa de juegos de azar en ese país: Casino Asunción.

E

l pasado 30 de septiembre de 2008, trece trabajadores de la corporación S.E.S., S.A., fueron despedidos por la gerencia de la empresa, por haber constituido un sindicato en la misma. Esta situación fue puesta, formalmente, en conocimiento del despacho del Viceministro y de las comisiones de Justicia, Trabajo y Previsión Social, y de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados. La denuncia fue emprendida por los dirigentes Laura Argüello, Secretaria General; César Ayala, Secretario General Adjunto, y Lourdes Duarte, Secretaria de Actas del Sindicato de Empleados del Casino Asunción (SECAS).

Los denunciantes han señalado que fueron despedidos luego de que constituyeran el sindicato prenombrado, un derecho consagrado por los Convenios No. 87 y 98 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT), ambos instrumentos jurídicos ratificados por la República de Paraguay, normas que hacen parte de la Constitución Nacional y las leyes laborales del país.

Los trabajadores injustamente despedidos se reafirman en la legalidad y la legitimidad de sus acciones. En ese sentido, y con razón, han señalado que: "Teniendo en cuenta que no hemos cometido falta alguna, salvo ejercer el legítimo derecho de organizarnos para plantear nuestras reivindicaciones, intentamos en varias ocasiones ingresar al local para desarrollar normalmente nuestras actividades laborales, pero la empresa S.E.S., S.A., cuyos principales directivos son Carlos Vallejos, gerente general, y César Vallejos, subgerente, ambos de origen argentino, impidió nuestro ingreso, demostrando de esa manera una actitud prepotente y soberbia, de desconocimiento de las leyes de nuestro país...”

A conocimiento de UNI Américas han llegado informes que indican que fueron varias las razones que motivaron a los trabajadores y trabajadoras de la empresa S . E . S., S.A. a conformar la organización sindical. Entre ellas está el maltrato verbal de parte de la administración, la insalubridad ambiental en el sitio de trabajo, la falta de pago de salarios por días feriados y fines de semanas laborados, el manejo poco claro de la caja de los empleados (apropiación de gran parte del porcentaje de la propina de clientes), y restricción del tiempo de descanso en el local.

En su carta al Viceministro de Trabajo y Seguridad Social paraguayo, el Secretario Regional de UNI Américas señaló que la preocupación por la suerte de los trabajadores y trabajadoras injustamente despedidos es fundada, máxime, dijo, “si se tiene en cuenta que entre ellos se encuentran personas que tienen la responsabilidad de alimentar y educar a sus hijos, y en otros casos de cuidar a sus padres”.

“Con lo actuado por la empresa denunciada, estos seres humanos quedan en una situación de desamparo ante el cual, confiamos, el Gobierno del Excelentísimo Señor Fernando Lugo, recientemente instalado en Paraguay, no ha de ser cómplice por inacción”, concluyó Rodolfo Benítez.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook