Edición Latinoamérica
13 de Julio de 2020

La firma destina el 5% de sus ingresos a la Sociedad de Beneficencia de Huancayo

Directivos de Intralot de Perú visitaron Albergues de Huancayo

(Perú).- Unas 200 personas entre niños, jóvenes y adultos mayores, son acogidas a diario por la Sociedad de Beneficencia de Huancayo, quienes hacen posible entregarles una esperanza de vida y un mejor porvenir, en los albergues situados en Huancayo, gracias al apoyo de Intralot Perú.

E

s así que Marco Ronceros Díaz y Miguel Angulo Borja, gerentes directivos de Intralot Perú, visitaron los tres locales que posee la Beneficencia de Huancayo, en esa ciudad. Allí, no sólo tomaron contacto con la realidad que se vive en cada uno de los centros de ayuda sino que también, compartieron conmovedores momentos de afecto y sensibilidad; lo que despertó a su vez, las ganas de continuar ayudando.

Intralot de Perú, destina el 5% de sus ingresos -producto de los juegos de Lotería Tinka y Rapitinkas- a la Sociedad de Beneficencia de Huancayo, entidad que a su vez se encarga de revertir la ayuda en el cuidado, educación y atención especializada de infantes, niños, jóvenes, señoritas y adultos mayores.

De acuerdo a informaciones, Intralot de Perú ha entregado hasta el momento unos 63 millones de soles (U$S 22.717.602) para la implementación, mantenimiento y atención en los albergues, monto que se incrementa en la medida en que la gente adquiere boletos de los juegos de La Tinka y Rapitinkas.

Una vez dentro de los albergues se puede apreciar de cerca, diversos casos de niños quienes en su mayoría, son abandonados a su suerte o maltratados por sus progenitores y llevados a estos locales de ayuda, donde la Sociedad de Beneficencia de Huancayo entra en acción, acogiéndolos y dándoles el cuidado y atención debidos.

En estos centros humanitarios, existen también talleres de capacitación técnica y manualidades para los jóvenes, con el propósito de que cumplida su mayoría de edad, los menores estén en la capacidad para desempeñarse en aquellas labores que les permitan obtener ingresos para vivir.

La ayuda también se extiende a los Adultos Mayores en situación de abandono, quienes son acogidos por la Beneficencia, en el hogar “San Vicente de Paul”. De esa manera, son cobijados en el Asilo de ancianos, haciendo menos penosa su situación, pues reciben especial atención teniendo en cuenta su avanzada edad y sus condiciones de salud. Asimismo tienen la oportunidad de interactuar con sus congéneres de igual condición.

Juegos de lotería como La Tinka y Rapitinkas, además de premiar a afortunados tinkeros desde hace 13 años, otorga fondos para obras de bien social, brindando amparo en gran medida a quienes menos tienen, a los más desprotegidos y marginados quienes se crecen en número, año a año.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook