Edición Latinoamérica
29 de Octubre de 2020

Joaquín Agut decide apostar por nuevos casinos en Latinoamérica

Cirsa logra estabilizarse y retoma su crecimiento

(España).- El Grupo Cirsa, que protagonizó una de las historias más espectaculares de los años noventa en términos de crecimiento, intenta recuperar el dinamismo de aquella época, algo que según Joaquin Agut, director general del grupo, "exigía hacer un alto en el crecimiento, consolidar, deshacernos de empresas que no aportaban valor, profesionalizar la gestión y maximizar el beneficio”.

A

gut apuestas por sentar bases sólidas para retomar una carrera ascendente, que pasa por sacar el máximo partido a los negocios tradicionales de la compañía y apostar decididamente por los casinos en Latinoamérica, el segmento con más potencial.

Pese a los problemas que han sufrido los dos barcos casino en Buenos Aires, Argentina los mismos seguirán siendo muy importantes para el grupo. Cirsa incorporó a Agut, ex presidente de Terra y Endemol, para resolver el complejo tramado de empresas que ostentaba el grupo y diseñar una estrategia clara de consolidación y crecimiento.

Se busca acabar con el recorrido irregular de los últimos años. El grupo catalán, que duplicó su facturación entre 1994 y 2001 (de 600 a 1.200 millones de euros), pasaría por una fase de descenso en los años 2001 y 2002, para volver al crecimiento rápido durante los años 2003 y 2004 y estabilizarse en los dos últimos ejercicios.

Pese a que en 2007 batió todo un récord con 1.700 millones de euros de ingresos, esta cifra supuso apenas un 2,6% de incremento frente al año anterior.

Para Manuel Lao Gorina, vicepresidente ejecutivo e hijo del fundador, los problemas de 2002 y 2003 se habrían debido, "además de que invertimos mucho y el mercado no reaccionaba, al impacto de las crisis en Argentina y otros países de Latinoamérica, que llevaron a la depreciación de sus monedas y a la reducción de los ingresos del grupo de juego, medidos en euros".

"Ya en 2006 y 2007 el estancamiento se habría debido a las medidas de consolidación, que pasaron por la venta de negocios y empresas que no funcionaban, y a la retirada de algunos mercados. A partir de 2005 -explica Agut- cerramos empresas como Big Fun y abandonamos Rusia y Corea, donde habíamos hecho inversiones importantes, pero en los que nunca se aclaró la legislación".

A esto habría que añadir que muchas de las actividades de Cirsa, fundada por Manuel Lao en 1964, se han convertido ya en sectores maduros en España. Es el caso de los bingos (un sector que ha pasado de 600 a 440 salas en los últimos seis años), de los slots (explotación de máquinas recreativas), también estancado en España, y de la fabricación de máquinas, cuyo peso en el perímetro de Cirsa no ha cesado de caer.

"Todo ello sin contar -apunta Lao Gorina- que nuestra facturación latinoamericana, que creció mucho en moneda local, se ha visto reducida en términos comparativos debido a la fortaleza del euro".

Precisamente para resolver el maremágnum de empresas y negocios diversos en que se había convertido Cirsa y diseñar una estrategia clara se fichó a Agut (ex presidente de Terra y Endemol) en junio de 2006 como director general.

Veinte meses después, y pese al bajo aumento de los ingresos, que subieron sólo un 8,5% acumulado en los dos ejercicios, Agut ya puede presumir de haber logrado un fuerte incremento del Ebitda, que alcanzó los 170 millones de euros el año pasado, un espectacular 49% más que los 114 millones de 2005.

"Lograr estos resultados", explica el ejecutivo, "era vital porque nos habíamos comprometido con los bancos prestatarios de los bonos (tres emisiones por 600 millones de euros) a que la deuda no superara tres veces el Ebitda y que éste fuera tres veces superior a los costes financieros".

Para Agut, la mejoría del Ebitda no tiene trucos: es el resultado de medidas tales como las desinversiones y retiradas de mercados, que consumían recursos, y la puesta en marcha de política de reducción de costes y ganancia de eficiencia.

"De momento", explica, "ya unificamos las divisiones industriales, reorganizamos los departamentos de I+D+i y unificamos la estructura de Cirsa en el extranjero. Además de que hemos tratado de profesionalizar la gestión a través de la implantación de sistemas, planes operativos y planes estratégicos, que, además, se cumplan".

Ahora sólo falta que los ingresos vuelvan a crecer a la velocidad habitual en los años noventa, algo que Agut y Lao Gorina confían en que ocurrirá con la estrategia puesta en marcha, que pasa, dicen, "por concentrarnos en los cuatro sectores de actividad que la compañía domina (casinos, bingos, explotación y fabricación de máquinas)". Todo ello concentrado en España, Italia y Latinoamérica.

La única excepción a este panorama será su entrada en las apuestas deportivas de la mano de Ladbrokes, que, según el propio Agut, "podrá convertirse en una nueva e importante línea de negocio". Las operaciones, que debían haber empezado en octubre del año pasado, se han visto retrasadas, de momento, explica el director general, "debido que aún no hemos recibido luz verde de las autoridades".

Los casinos son, sin duda, el gran objetivo de crecimiento del grupo. Son la división que más crece y, lo que es más importante, la más rentable. Pese a que aún son la tercera en ingresos (22%), están ya en segundo lugar en cuanto a Ebitda (42%).

"Nuestra idea", apunta Agut, "es crecer en este sector básicamente en Latinoamérica, donde ya tenemos 20 casinos convencionales y 53 electrónicos. En España, donde tenemos cinco casinos, es difícil crecer, ya que no se pueden abrir más, de modo que la única posibilidad de aumentar el negocio es meter más máquinas y gestionar mejor".

El grupo catalán, con establecimientos básicamente en Argentina, Panamá, Colombia o la República Dominicana (situados muchos de ellos en hoteles Hyatt y Marriott), se hizo el año pasado con 21 casinos en Colombia. "Este año", explica Agut, "esperamos abrir otros cuatro o cinco".

Además, pese a los problemas que han sufrido los dos barcos casino del grupo en Buenos Aires (que llevaron al cierre temporal de las salas), Argentina seguirá siendo muy importante para el grupo, afirman los dos ejecutivos. Agut no sólo niega los rumores de que Cirsa se habría visto "obligada" a ceder el 50% de sus dos casinos de Buenos Aires a un empresario local a cambio de un 50% del nuevo casino de Rosario, sino que se declara encantado con la operación. "Será un casino gigantesco", explica, "y empezará a producir fuertes ingresos tras su inauguración en 2009. Una oportunidad que no podíamos desaprovechar".

Cirsa Gaming Corporation es una de las dos patas que conforman la recientemente creada Corporación Nortia (que agrupa las empresas de la familia Lao, las de juego y otras situadas en los sectores inmobiliario, hotelero, transporte aéreo y agropecuario).

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook