Edición Latinoamérica
18 de Agosto de 2019

Argentina

Se inicia una batalla judicial por los casinos de Bariloche y El Bolsón

(Argentina).- La empresa operadora de ambas salas de juego planteará su posición ante la Justicia Considerar que es anticonstitucional que las salas puedan abrir sólo después de las 14 horas. En Bariloche, ya debieron despedir a 70 empleados y cerraron un restaurante.

L

a empresa concesionaria del casino de El Bolsón planteó ante el STJ una demanda de inconstitucionalidad contra los gravámenes que le impuso el municipio y tiene previsto atacar por la misma vía la ordenanza barilochense que le impide abrir las salas de juego antes de las 14. El directivo de Entretenimientos Patagonia S.A. (EPSA), Pedro Vara, confirmó que los apoderados de la empresa presentaron el lunes un "recurso de inconstitucionalidad" contra las tasas aplicadas.

Dijo que por el local que abrieron en esa ciudad hace pocos meses el municipio les exigió un pago de 100 mil pesos (31.700 dólares) en concepto de habilitación comercial, más una tasa mensual de 20 mil pesos (6.350 dólares).

Según Vara, esa imposición les depara una "desigualdad ante la ley", ya que para el resto de los rubros comerciales el tope máximo que cobra el municipio es de 10 mil pesos (3.170 dólares) por habilitación y de 3.500 pesos (1.100 dólares) la tasa mensual.

Aseguró que la empresa tiene decidido formular una demanda similar "en los próximos días" contra la ordenanza dictada el año pasado en Bariloche. En el caso de El Bolsón, el empresario dijo que optaron por pagar la habilitación comercial "bajo protesto" para luego acudir a la Justicia. El monto de los tributos aplicados al casino fue resuelto por el Ejecutivo municipal y jamás pasó por el Deliberante.

Vara dijo que la empresa que representa "no busca entrar en conflictos con nadie" ni tiene "una actitud manifiesta en contra" de los gobiernos locales. Incluso anunció que retomarán las obras inconclusas en El Bolsón para completar el proyecto original, incluido un salón de usos múltiples que servirá "para espectáculos de todo tipo".

Todo indica entonces que el municipio de Bariloche también será llamado a defender en los tribunales la ordenanza que impuso nuevas regulaciones a los casinos, entre ellas la restricción horaria. Desde el pasado 2 de enero, las dos salas que explota Tresor Casino (EPSA) en esta ciudad debieron atrasar su horario de apertura de las 10 a las 14 horas.

En el largo debate previo (que incluyó protestas sindicales y una agitada audiencia pública), uno de los argumentos del casino y de sus empleados fue la ola de despidos que produciría la obligación de cerrar por las mañanas.

Vara dijo ayer que a raíz del cambio de horario "bajó el volumen" de jugadores que ingresa a la sala y el casino decidió cerrar el restaurante del local de calle Onelli y prescindió de casi 70 empleados. Si la reducción de personal no generó reacción de los gremios fue porque los despidos fueron muy pocos: "no más de una decena -según el directivo- y todos con la debida indemnización". El resto corresponde a vacantes por renuncia que no fueron cubiertas. En total el casino tiene en Bariloche unos 400 empleados, con una alta rotación.

"Las condiciones de trabajo no son las mejores y la mayoría de la gente dura poco: cuando consiguen otra cosa se van", comentó una empleada que está a punto de cumplir un año en la empresa. La empresa concesionaria evitó mantener nuevas confrontaciones públicas y optó por compensar a los despedidos, a pesar de que en algún momento amenazó con desligarse de esa obligación y cargársela al municipio. Aun así la firma está decidida a no ceder en la pulseada y buscará neutralizar la ordenanza por vía judicial.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook