Edición Latinoamérica
05 de Diciembre de 2020

Tras el incendio de la sala

Chile: el Casino de Pucón abriría sus puertas entre Navidad y Año Nuevo

(Chile).- Tranquilo y dispuesto a dar vuelta la página al siniestro que redujo a escombros el casino de Pucón y el Hotel del Lago, el gerente general de Enjoy, Javier Martínez, quien encabeza el plan para salir de la emergencia, anunció que está en los planes que la sala vuelva a inaugurarse entre Navidad y Año Nuevo.

L

a simple inflamación de una olla se convirtió en una marea de fuego que consumió por entero el complejo, un verdadero golpe a la compañía de la familia Martínez en momentos que celebraba la apertura de su nuevo casino en Coquimbo, su mayor hito del año.

“Luego de la inauguración, nos fuimos con mi señora a Cachagua. Estaba con mis niños y como a las 9:30 de la mañana recibo un llamado del gerente (Miguel Miranda). Me dijo que se habían prendido los techos del casino, sabía a lo que íbamos, así que empezamos a ver cómo llegar lo antes posible. Me subí a un avión privado en La Ligua, pasamos a buscar al jefe de seguridad corporativo de Enjoy a Viña, y al fiscal en San Fernando. Cuando íbamos volando, el gerente me dice: ‘quédate tranquilo, no se murió nadie', ahí dije OK, salimos adelante”, relata Javier Martínez. Un alivio que confirmó al llegar al sitio del siniestro. “Cuando llegamos, no vi ninguna llama... eso fue positivo porque me habría infartado, fue todo inesperado”.

Ahora está volcado a construir un nuevo centro de juegos y tenerlo operativo en diciembre, proyecto que levantarán donde antes estaban los estacionamientos del hotel destruido. Pese a que no será definitivo, Martínez se niega a considerarlo un casino provisorio. “No es con ‘plato plástico y baño químico', sino que es un casino Enjoy”, enfatiza.

¿Cómo será el rearme definitivo en Pucón cuando esté en marcha el nuevo casino?

Tendremos que sentarnos a pensar bien en el nuevo proyecto de hotel -que por su magnitud requiere, como mínimo dos años y medio- en Pucón, que para nosotros es emblemático y en donde estamos haciendo un trabajo a largo plazo. Esto es un bache en eso, y quizás podamos mejorar cosas de la operación que eran mejorables. Lo hemos transformado en una oportunidad.

¿Está conforme con la forma como se enfrentó la emergencia?

Es una situación bastante extrema, hay que estar en ella para juzgarla. Lo más importante es que no haya víctimas que lamentar entre los pasajeros, trabajadores o bomberos, que realmente se la jugaron a concho. Con los días, la evaluación es positiva, funcionó muy bien la seguridad. Este tipo de cosas sirven para saber con qué personas uno cuenta, como equipo esto nos ha fortalecido. Reaccionamos bien y estamos con la moral muy alta.

¿En cuánto han evaluado los daños?

No quedó nada, fue como tirar una bomba. Patrimonialmente el daño es importante, tenemos una buena cobertura de seguros dentro de lo que hay en el mercado.

¿Y ya tienen una cifra aproximada del seguro? se ha habla de U$S 35 millones...

Son varios ítems distintos que se evalúan uno por uno, pero U$S 35 millones me parece un poco exagerado. El seguro está haciendo su trabajo y pienso que en octubre habrán terminado el levantamiento de esa información. Nosotros estamos trabajando en el casino nuevo y en cómo reconstituimos nuestro negocio lo más rápido posible, el resto es llorar sobre la leche derramada.

¿No es posible cuantificar cuánto suman los seguros comprometidos?

La póliza es bastante extensa, debe sumar entre todos los ítems unas 700.000 UF (unos U$S 26 millones), o un poco más.

Se habla de que existía una alta suma en fondos para aprovisionar los premios en torno a $ 500 millones (U$S 990 mil).

Ese día era jueves y no teníamos banco hasta el miércoles de la semana siguiente, entonces uno hace provisiones para enfrentar el feriado. Contra eso no hay seguro, pueden ser $ 400 (U$S 792 mil) o $ 500 millones (U$S 900 mil), pero prefiero enfocarme hacia adelante. Mucho más importante fue cuando me junté con los 500 trabajadores que me dijeron “Y ahora ¿qué hacemos?”, eso y la imagen de lo que quedó, ha sido lo peor. La gente entendió, están de vacaciones para darnos un espacio y rearmarnos.

En este tipo de siniestros siempre rondan dudas respecto a si ha sido intencional, ¿cómo toma estos comentarios que también se han hecho en este caso?

En la naturaleza humana hay de todo, y a palabras necias, oídos sordos. Uno de los objetivos de la gerencia era que 2007 fuera nuestro mejor año en Pucón. Es un buen negocio, por algo estamos trabajando para restituirlo lo antes posible. Tenemos una larga trayectoria empresarial, no vale la pena explayarse más.

Se criticó la lenta reacción y que el hotel no cumplía algunas normas internacionales, ¿están tranquilos en esto?

Se hicieron todos los llamados en forma instantánea y distintos informes que consideran que todo estuvo dentro de lo normal ante una crisis de esta magnitud. Se tomaron todas las decisiones que contemplan los procedimientos en situaciones como éstas, y por eso hay sólo daños materiales y no vidas que lamentar. La seguridad funcionó muy bien y la evacuación también. Y el hotel cumplió con todas las normas y la ley al momento de su construcción.

¿Que precauciones tomarán en los otros proyectos que están construyendo en Antofagasta y Santa Cruz?

Uno de los valores de Enjoy es la excelencia y tenemos que llegar a esos márgenes en materia de seguridad. Estamos reestudiando todas las normas, revisar y reforzar los procedimientos en todos los proyectos.

¿Cuál es la situación del personal?

Tenemos contemplado partir con el negocio entre Navidad y Año Nuevo, y ahí se absorbe gran parte del personal en 90%. A su vez estamos haciendo otros proyectos en otros lados y toda la gente podrá ser reubicada. El 16 de octubre vuelven de vacaciones y partimos con una capacitación de 8 horas diarias. Cuando volvamos a abrir tendremos un personal mejor y con una motivación fuerte.

¿Se sienten capaces de recuperar el proyecto en tres meses?

Esto fue emocionalmente fuerte para la gente, pero pasado 15 días la consigna es que se tiene que transformar en una gran oportunidad. ¿Qué hacemos ahora?, bueno, uno mejor. Eso estamos pensando ahora.

Lo más analizado públicamente fueron las causas, ¿están tranquilos o tienen dudas al respecto?

Desde el primer minuto hubo una versión que conocen, y es que todo comenzó en la cocina. Los peritos de Investigaciones, de bomberos y el fiscal concuerdan en que esto fue una falla humana de dos personas a cargo de esa sección. Sabemos perfectamente quienes son y hemos conversado con ellos.

¿Se refiere a la olla olvidada?

Sí. Fue un "18" con mucho movimiento y ese punto que funciona casi 24 horas. Trataron de tener aceite caliente por si un cliente pedía algo... puede ser exceso de celo, pero tendríamos que estar muy perdidos para pensar que alguien ocasionó esto por algo que no fuera un descuido.

¿La empresa acusó a esas personas o pidió su detención?

No. Es más, el gerente ha hablado casi todos los días con ellos porque se encuentran bastante afectados, y siguen trabajando con nosotros.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook