Edición Latinoamérica
15 de Julio de 2020

Escocia, Gales e Irlanda del Norte ya implementaron prohibiciones similares

Entra en vigencia la prohibición del cigarrillo en Inglaterra

(Gran Bretaña).- El sábado pasado, los fumadores a lo largo de Inglaterra han podido prender sus últimos cigarrillos tanto en sus trabajos como en los pubs, ya que este domingo comenzó la prohibición para fumar en espacios públicos cerrados.

L

a nueva ley, que entró en vigencia ayer, pretende terminar con las muertes provocadas por los fumadores pasivos. Escocia, Gales e Irlanda del Norte han implementado prohibiciones similares. Muchas sedes organizaron eventos de despedida al cigarrillo para la noche del sábado, mientras que las autoridades locales se preparan para reforzar la prohibición.

Los médicos estiman que más de 600 fumadores pasivos mueren al año. El gobierno también pretende que esta medida ayude a los fumadores a dejar el hábito, así como también espera que ayude a que los menores de edad no se inicien en el mismo.

El nuevo Secretario de Salud, Alan Johnson, recibió con agrado la nueva medida, diciendo que, al abordar las causas de las enfermedades, se pueden salvar vidas. “Un país libre de humo mejorará la salud de miles de personas, reducirá la tentación de fumar e incentivará a los fumadores a dejar el hábito", agregó. El Jefe Médico de Inglaterra, Sir Liam Donaldson, dijo que la prohibición es una “medida trascendental” para prevenir las muertes tanto de fumadores como de no fumadores.

A partir del domingo, cualquier persona que prenda un cigarillo en un lugar prohibido será multado con U$S 100,4 - cifra que se reduce a U$S 60,2 si se paga dentro de los 15 días. La misma aumenta a U$S 401 si un individuo es procesado y declarado culpable por una corte. Los negocios que no cumplan con la prohibición podrían recibir multas de hasta U$S 5.022.

La prohibición ha generado protestas por parte de los fumadores y de aquellas personas preocupadas por lo que dan en llamar un estado protector. Freedom2Choose ha presentado un desafío legal a la prohibición ante la Corte Suprema, ya que la organización dice que el cambio en la ley está en contravención con la Convención Europea de Derechos Humanos.

Sin embargo, una encuesta realizada por la organización independiente de consumidores de cerveza llamada Campaign for Real Ale, sugiere que los 6,2 millones de bebedores regulares ingleses irán a los pubs y bares más seguido que antes de la prohibición. El estudio también señaló que 840.000 personas que actualmente no van a los bares dijeron que comenzarían a hacerlo una vez que el cigarrillo fuera declarado ilegal.

Mark Hastings, Director de Comunicaciones de la asociación British Beer and Pub Association, dijo que si bien la prohibición puede producir un leve declive en la venta de cerveza, los pubs percibirían un incremento en la venta de comida.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook