Edición Latinoamérica
17 de Agosto de 2019

A tres meses de interpuesto un freno legal

La justicia de Mendoza aún no define si se pueden instalar nuevos casinos

(Argentina).- Pasaron tres meses y la Justicia todavía no resuelve las apelaciones del Gobierno y el Instituto Provincial de Juegos y Casinos de Mendoza al freno legal para instalar nuevos casinos en la provincia.

D

esde agosto del año pasado, la Fiscalía de Estado tampoco se expide sobre una denuncia contra Diplomatic Service SA, del empresario Mario Groisman.

El expediente judicial iniciado en noviembre de 2006, tras la presentación de la ONG porteña Preconsumer y dos particulares mendocinas, volvió al Juzgado Civil Nº24 sin la sentencia de la Primera Cámara Civil sobre los pronunciamientos oficiales.

Ahora, la magistrada María Eugenia Ibaceta deberá decidir si acepta a los representantes del hotel cinco estrellas con casino Sheraton Huentala como apelantes, ya que la imposibilidad judicial de instalar nuevas salas de juego los afecta directamente a pocos meses de la inauguración.

Tras su decisión, la causa deberá volver a la Cámara Civil, donde ingresó en fase de apelación en marzo. Allí, los magistrados Ana María Viotti, Ricardo Catapano Mosso y Alfonso Boulin deberán resolver si la Provincia y Casinos tienen o no razón.

El freno judicial entró en vigencia en febrero de 2007, cuando la magistrada Fabiana Martinelli, del 23 Juzgado Civil, hizo lugar a la cautelar presentada por Preconsumer y las mendocinas y les ordenó al Gobierno y a Juegos y Casinos que se abstengan de autorizar la apertura de nuevos casinos privados.

Por otra parte, la Fiscalía de Estado todavía no dictamina sobre una denuncia administrativa de la Fundación Cordón del Plata contra la firma Diplomatic Service S.A.

Según la denunciante, Sonia Osay, en calle Belgrano de Ciudad el empresario “pretende instalar y explotar un casino y salas de juego en un emprendimiento tipo apart hotel, de renta temporaria, encuadrado en el régimen de propiedad horizontal”. La presentación data del 8 de octubre de 2006 y a fines de ese año motivó la apertura de la causa administrativa 5471-F-06-80527.

La autorización para explotar el juego en Mendoza está restringida únicamente a los hoteles cinco estrellas en la ciudad y cuatro estrellas en la montaña.

Funcionarios del Ministerio de Turismo, de la Subsecretaría de Turismo y de Juegos y Casinos coincidieron en que después de la resolución de la jueza Martinelli “nadie más tramitó” la apertura de nuevos casinos.

Preconsumer argumentó que la apertura de nuevos casinos fomentará la ludopatía y el juego compulsivo. Una empleada del Casino de Mendoza dijo que afectaría su salario porque cobra un porcentaje del dinero apostado y la madre de un discapacitado expresó que nuevos casinos privados perjudicarían la inversión estatal en programas de salud para los disminuidos.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook