Edición Latinoamérica
19 de Octubre de 2020

Pidió que se tome una resolución urgente al respecto

El presidente Lula da Silva se mostró irónico sobre la manifestación de bingueros brasileños

(Brasil).- Pocas horas después de una manifestación de trabajadores de salas de bingo por la legalización de los juegos, realizada ayer en Brasilia, el presidente Luiz Inácio Lula da Silva ironizó sobre la situación de los principales dueños del ramo en el país. “Algunos bingueros no vinieron”, afirmó el presidente haciendo referencia a los dueños de las salas de juego apresados en la Operación Huracán.

E

n una rápida entrevista al llegar a la Casa de Gobierno de Itamaraty para un almuerzo con el presidente senegalés, Abdoulaye Wade, Lula defendió la necesidad de definir de una vez las reglas de los juegos de azar. “O se prohíben o se regulan. Lo que no se puede es que esa industria viva de amparos. Se tiene que definir lo que se puede y lo que no se puede”, dijo el presidente.

Desde el escándalo que envolvió a Waldomiro Diniz, en 2004, cuando el asesor del ex ministro de la Casa Civil, José Dirceu, fue acusado de mantener negocios con el “bichero” Carlinhos Cachoeira, los empresarios de bingos comenzaron a necesitar permisos judiciales para garantizar el funcionamiento de sus funcionamientos.

El Gobierno llegó a enviar al Congreso Nacional una medida provisoria prohibiendo el funcionamiento de las salas de juegos, pero el Senado le dio marcha atrás.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook