Edición Latinoamérica
25 de Noviembre de 2020

Ante las posibles desigualdades en la licitación de casinos de juego

Chile: la Comisión Investigadora inicia hoy la votación de las conclusiones del proceso de entrega de licencias

(Chile).- Tras seis meses de su creación, la comisión parlamentaria que investiga el proceso de entrega de licencia a los casinos entra en la etapa de elaboración de conclusiones. Esta tarde, los miembros de esa instancia de fiscalización harán entrega de sus propuestas, las cuales serán sometidas a votación y así se determinará cuáles se incluirán en el informe final, que se presentará a la Cámara de Diputados.

L

a comisión investigadora se creó en noviembre del año pasado, luego de acusaciones formuladas por un ex funcionario de la Superintendencia de Casinos de Juegos y un ex consultor externo, sobre supuestos tratos desiguales respecto a la acreditación y cumplimiento de requisitos legales entre las distintas sociedades. En la ocasión se habló del posible ocultamiento de antecedentes relevantes para determinar las calificaciones de las empresas postulantes, falta de transparencia de la superintendencia y divulgación de información clasificada en torno a los procesos de precalificación.

Pablo Lorenzini (DC), presidente de la comisión investigadora, evaluó el trabajo de 25 sesiones y anticipó algunas de las conclusiones que presentará a la sesión de esta tarde: “Se recibió prácticamente a casi todos los representantes de casinos, los que ganaron y los que perdieron; a las autoridades que estimamos pertinentes y a terceros relacionados”.

¿Se determinaron irregularidades?

Los diputados que asistimos a las sesiones (hubo muchos que no participaron y que de seguro ahora concurrirán a votar) llegamos a la convicción de que el proceso de evaluación y resolución de permisos para operar casinos obviamente no fue claro, no fue transparente. Hubo arbitrariedades y situaciones confusas. Muchas situaciones idénticas fueron resueltas en forma distinta. Hubo muchos cambios de situaciones. Incluso llega a ser irrisorio que hace un par de semanas la Superintendencia de Casinos emitió un par de circulares que permiten cambios de accionistas, cambios de plazos, incluso cambios de los mismos proyectos.

¿Qué efecto tiene eso?

Que uno se pregunta para qué se hicieron todos los procesos de licitación si después todo va a cambiar. Lo que pasa es que la ley que se hizo para esto fue muy ambigua. Además, la Superintendencia de Casinos se tomó todas las atribuciones, ya que el consejo resolutivo prácticamente no intervino. En la práctica, existe una superintendencia que es juez y parte, participa en las bases, selecciona y ahora quiere fiscalizar.

¿Hay fallas en la superintendencia?

El personal de la Superintendencia de Casinos, el que tiene funciones directivas, no nos da confianza. Varios que no quedaron seleccionados en las evaluaciones realizadas por el Servicio Civil, después fueron elegidos discrecionalmente. Vamos a pedir que todo el personal sea reevaluado de nuevo, para comprobar si cumplen o no con las características necesarias.

¿Qué pasó con las acusaciones de irregularidades en la asignación de casinos?

Hubo varias decisiones de casinos que nos dejaron absolutamente confusos. El de San Francisco de Mostazal, por ejemplo, que está próximo a la autopista, no tiene los permisos de Vialidad ni de Obras Públicas. Eso está por escrito, pero igual se aprobó. En la Décima Región hubo una intervención indebida del intendente. En Concepción, una universidad participó en los estudios iniciales de un casino y posteriormente fue contratada.

¿No se cumple con la ley de casinos?

Se comprobaron muchas situaciones que no responden al espíritu de la ley. Por ejemplo, estos casinos han sido autorizados para que sus accionistas vendan a posteriori. O sea, todo el proceso es una simple pasada. Se postula, se conoce Chile, se hace lobby, se gana una concesión y después se comercializa más caro a otro que no tenía ninguna opción.

¿Hubo otras infracciones al espíritu de la ley?

Muchos casinos no quedaron en zonas turísticas. Se entregaron simplemente al mejor postor. Ni siquiera al que deja más plata a la región a través de los impuestos, sino al que aparentemente invertía más. También hubo ofertones. Muchas empresas ofertaron cosas a los municipios y a las entidades locales que no estaban en las reglas del juego.

¿Qué lección queda de lo investigado?

Que la ley que hicimos en el Parlamento fue muy mala y la superintendencia se aprovechó de aquello. Lo interpretó a su entero amaño, a su entera consideración. Aquí hubo lobby, hubo manos negras que uno no logra desentreñar. Una defensa corporativa para tapar cosas.

“Llegamos a la convicción de que el proceso de evaluación y resolución no fue claro ni transparente”.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook