Edición Latinoamérica
12 de Julio de 2020

Según un estudio realizado en Colombia

Los latinoamericanos gastan alrededor de seis mil millones de dólares en juegos de azar por año

(Colombia).- Los juegos de azar en América Latina le cuestan a cada habitante cerca de 250 dólares anuales, una cifra muy superior al salario mínimo mensual que percibe gran parte de la población de la región, según un estudio realizado en Colombia.

L

a deuda externa de América Latina alcanza los 735.700 millones de dólares, según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI). Se calcula que con los ingresos que genera el juego se podría liquidar toda la deuda externa de la región en unos 10 años.

La actividad que genera el juego es un importante motor en la economía de los países latinoamericanos porque genera inversiones y empleo, y es un complemento muy efectivo para el desarrollo de la industria turística de la región.

Un claro ejemplo es Chile, país en el que se ha detectado un incremento notable de la actividad vinculada a los juegos de azar, que está generando la creación de nuevos casinos y, vinculados a ellos, hoteles, centros de convenciones y proyectos culturales y de ocio que generarán “más de 186 millones de dólares en concepto de ingresos brutos, que en los dos años posteriores alcanzarán unos 250-300 millones de dólares”.

“Se estima además un 23 por ciento de incremento en las inversiones privadas y en pleno desarrollo de realización de los proyectos, para lo que se requerirán más de 100.000 puestos de trabajo, un aumento de 20.000 respecto al mayor periodo de contratación de 2006”, señala Guillermo Gabella, presidente de Alaja (Asociación Latinoamericana de juegos de azar).

Países como Argentina, Chile y Venezuela lideran el crecimiento de la industria del juego en la región. En este momento, en Chile se está resolviendo la adjudicación de 17 nuevas licencias para salas con inversiones mayores a los 600 millones de dólares.

En Argentina continúan las licitaciones para salas y hoteles de cinco estrellas y Venezuela, que contará con nuevas leyes para el desarrollo de la actividad, es un mercado que aumenta cada día.

También cabe destacar el caso de la industria en Panamá, que al cierre del ejercicio del 2006 superó los 700 millones de dólares en apuestas.

Jorge Bazán, director ejecutivo de Alaja, apunta que “Argentina tiene cerca de 135 casinos y un mercado estimado de unos 2.700 millones de dólares”.

Según datos de Lotería Nacional, en el 2006 se incrementaron las ventas en 36 por ciento y la cantidad de apuestas en 11 por ciento.

“Chile tiene actualmente siete casinos y un mercado estimado en unos 265 millones de dólares con un proceso de licitación a resolver sobre 17 nuevas licencias y más de 600 millones de dólares en inversiones”.

Con este panorama, se prevé que el crecimiento del mercado del juego aumente de manera progresiva en el futuro, probablemente con porcentajes que superarán los dos dígitos en todos los países de la región.

Las preferencias de los países de América Latina a la hora de jugar son diferentes, aunque de manera general se puede decir que las loterías, bingos y casinos llevan la delantera frente a las apuestas deportivas y a las apuestas de menor consumo.

Pero el desarrollo de Internet también ha fomentado la aparición de casinos virtuales, que concentran porcentajes superiores al 12 por ciento de las apuestas globales.

Gabella apunta que “las apuestas online no están expresamente prohibidas en América Latina, pero tampoco están permitidas, la legislación es bastante ambigua en este sentido”.

“Hay países como Costa Rica que concentran a más de 2.000 empresas del sector de apuestas online, existen otros en los que se debe buscar algún resquicio en la ley que permita su instalación y otros en donde definitivamente no existe esa alternativa”, agregó.

Una gran parte de los soportes de Internet tienen como principales anunciantes a casinos online y, los sistemas de pago por clic en los buscadores mediante palabras clave reportan una importante fuente de ingresos.

Teniendo en cuenta que entre América Latina y el Caribe hay casi 60 millones de usuarios de Internet, este modelo de apuestas en la red será objeto de fuertes controversias en un futuro inmediato.

“Por ejemplo, Argentina pasó de mil usuarios en marzo del 2000 a más de 10.320 en junio del 2006. Chile cuenta con más de 3.100 usuarios; Puerto Rico aporta 600 y Uruguay más de 400”, concluye Gabella.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook