Edición Latinoamérica
05 de Diciembre de 2020

Deberá pagar 3.800 dólares por el premio más otros 1.900 por daño moral

Condenan a la Polla Chilena por no pagar un premio

(Chile).- El fallo del Juzgado de Policía Local de Conchalí favoreció a Yolanda Wilckens, quien ganó un premio en la raspadita que tenía un error de impresión. Desde el juzgado señalan que la entidad “se burló” de la mujer ofreciéndole cien pesos (U$S 0,19) que “ni siquiera alcanza para un pasaje de micro”.

E

l Titular del Juzgado de Policía Local de Conchalí, José Ramón Bustos, condenó a la Polla Chilena de Beneficencia a pagar tres millones de pesos (U$S 5700) a Yolanda Wilckens, debido a que la empresa no pagó los dos millones de pesos (U$S 3800) ganados en una raspadita, aduciendo que el boleto fue adulterado.

La mujer compró en abril la raspadita “Polla 7 Dados”, la cual resultó premiada con dos millones de pesos (U$S 3800) porque en dos los casilleros aparecían los números 2 y 5.

Sin embargo, al momento de cobrar el premio le negaron el dinero debido a que las palabras impresas bajo los números decían dos y seis.

Wilckens le dijo a los funcionarios a cargo que rasparan el cuadro verificador para que verificaran que no había falsificado el documento, pero se negaron a hacerlo bajo la excusa de que sería enviado a la Casa de Moneda para determinar de su veracidad.

El argumento que entregó la afectada fue que en la contratapa del boleto se estipula que se deben raspar cada uno de los dados y si la suma de los números en forma horizontal suma siete se deberá pagar el premio indicado. La sentencia de primera instancia determina que la entidad provocó un daño moral a Wilckens al negarse en reiteradas ocasiones a pagar el premio y “puso su honorabilidad en duda al manifestarle que había falsificado o modificado el boleto”.

El juez hizo hincapié en que la Polla Chilena “se burló de ella” al ofrecerle cien pesos (U$S 0,19), después de comprobar la autenticidad del raspe, monto que “ni siquiera alcanza para un pasaje de micro”.

Bustos determinó que la actitud de la empresa “destruyó las ilusiones de Wilckens al ofrecerle una cantidad tan mínima por un premio que realmente se merecía”.

“Se condena a Polla Chilena a pagar una multa de diez UTM (360 mil pesos - U$S 684) por no proporcionar una información completa y veraz sobre las condiciones del juego y no respetar las modalidades por las cuales se rige la entrega del premio. Además, se negó a pagar el premio invocando una falla en el producto vendido a la señora Wilckens”, estipula el dictamen.

La entidad recurrió a la Corte de Apelaciones de Santiago para revertir el fallo del juez Bustos y se espera que la próxima semana comiencen los alegatos.

Para el magistrado el informe que envió la Casa de Moneda a Polla Chilena para verificar si el boleto fue modificado fue determinante. Los resultados de la investigación arrojaron que todo estaba en regla y sólo había una falla de impresión que correspondía a la Casa de Moneda.

“El boleto analizado corresponde a una especie auténtica, que no fue alterado ni adulterado, pero si adolece de una falla de impresión, ya que en el lugar donde debería decir cinco está la palabra seis”, se estipula en el documento.

Con esto, la empresa de juegos de azar modificó este mes las reglas al reverso del raspe a que a la palabra debajo del dado debe ser igual al número que está en el casillero.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook