Edición Latinoamérica
27 de Octubre de 2020

España

Se celebró el primer encuentro de Asociaciones de Salones en Barcelona

(España).- En una reunión sin precedentes, promovida por la asociación ANESAR y celebrada el 29 de noviembre en el Hotel Princesa Sofía de Barcelona, las diversas Asociaciones de Salones, junto con FACOMARE, coincidieron en la necesidad de unificar en todas las Comunidades Autónomas, los criterios técnicos de las máquinas de tipo B con destino a salones, de los interconectados dentro y entre salones, así como sentar las bases para la petición de una fiscalidad distinta del subsector de salones recreativos y de juego.

A

la reunión asistieron, además de representantes de FACOMARE, diversas asociaciones del sector de salones como GRECOJOC (Cataluña), A.S.E. (País Vasco), SAJUCAL (Castilla y León), AEJOMA (Madrid), ANESAR C.V. (Valencia) y SAREIBA (Baleares). En calidad de invitados estuvieron también presentes Amadeu Farré, el Secretario de ANDEMAR CATALUNYA, Javier Miró así como Eugenio Royo, representante de ANESAR en Aragón.

En su calidad de Presidente de ANESAR, Jaime Sanahuja dio la bienvenida a todos los asistentes, para acto seguido dar paso al primer punto del orden del día que se centró en los aspectos técnicos de las máquinas especiales para salones de juego.

En la presentación de este bloque, Josep Carreras y Carlos Chacón analizaron de modo gráfico la diversa y heterogénea reglamentación existente en las diversas comunidades autónomas en lo que se refiere a las características técnicas de estas máquinas y se advirtió del grave problema que esta situación supone para que los salones las tengan instaladas.

A modo de comparación se planteó la siguiente pregunta: “¿Qué ocurriría si la industria del automóvil tuviera que hacer frente a regulaciones distintas en cuanto a los criterios técnicos?”.

Lo absurdo de esta pregunta es una realidad que hoy en día se vive en el sector de las máquinas de tipo “B”. Por ello, se coincidió en la necesidad de reivindicar una regulación técnica coordinada y que todos los reglamentos definan las características técnicas de las máquinas únicamente sobre estas condiciones (apuesta y premio máximo, porcentaje de devolución y tiempo de partida), regulando con libertad aspectos no técnicos (planificación, distancias, número de salones, etc.).

Asimismo y para la seguridad de los salones de juego se propuso la flexibilización de los medios de pago y cobro de los premios, mediante tarjetas prepago del propio local o emisión automática de impreso pagadero en caja.

En el segundo bloque, Josep Vall se refirió a los elementos más importantes de la interconexión de máquinas y destacó la importancia de futuro de la interconexión entre salones de juego explicando a todos los asistentes cuales son los pasos que se han dado en Andalucía, única comunidad en que está regulada la interconexión entre salones.

En el posterior debate se llegó, entre otras cuestiones, a la conclusión de que los premios otorgados en los interconectados entre salones deben ser mayores que los interconectados dentro de un salón.

A continuación se abordó un tema tan candente como es de la fiscalidad, abogando los asistentes por la diferenciación que debería existir entre la fiscalidad soportada por los salones con respecto a la de las máquinas de tipo “B” que están instaladas en la hostelería.

En este punto, Juan Lacarra presentó una serie de propuestas en orden a considerar los salones como una unidad a efectos fiscales así como la necesidad de proceder a la revisión de las distintas fórmulas de la máquina multipuesto.

Dejó en todo caso claro que no constituye el objetivo del sector el pagar menos importe a las haciendas autonómicas por el concepto de las máquinas instaladas en los salones, sino el poder incrementar sin excesivo sacrificio fiscal su número, para lo cual un medio idóneo para ello podría ser el pago por tramos.

En las conclusiones finales, Jaime Terradas resumió los puntos tratados y se acordó la creación de una serie de comisiones de trabajo en las que concretar las propuestas tratadas en la reunión con el fin de sensibilizar a las diversas Administraciones de los problemas tratados para que adopten las medidas correctoras precisas.

Como colofón y antes de que los asistentes se sentaran a almorzar, intervino Eduardo Antoja quien tras felicitar a ANESAR por la iniciativa, se sumó a las peticiones realizadas por el sector de salones desde su posición de presidente de FACOMARE.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook