Edición Latinoamérica
22 de Agosto de 2019

Tras las reuniones encabezadas por Bruno Quintana, presidente del Jockey Club Argentino

El Hipódromo de San Isidro exportará su señal a los Estados Unidos

(Argentina).- Luego de los encuentros que fueron encabezados por Bruno Quintana, presidente del Jockey Club Argentino y de la Asociación Latinoamericana de Jockeys Club, con las principales autoridades de la industria de las carreras de los Estados Unidos, las carreras disputadas en el Hipódromo de San Isidro podrán ingresar al poderoso mercado hípico de Norteamérica.

L

as reuniones que mantuvo Bruno Quintana con Frank Stronach, dueño de Magna Entertainment Corp. (MEC), sirvieron para ultimar los detalles del ingreso de las carreras de San Isidro al mercado norteamericano, con chances concretas de alcanzar también el europeo.

La otra noticia fuerte fue la posibilidad de que una versión del Gran Premio Latinoamericano se realice en Gulfstream Park, el hipódromo de Miami que será reinaugurado en breve.

Magna es el principal operador y dueño de hipódromos norteamericanos, que a su extensa lista de negocios agrega XpressBet, que permite jugar y ver las carreras por Internet, además de Horse Racing TV, una red de televisión dedicada al caballo de carreras, actualmente con más de once millones de subscriptores en el mundo.

El viaje de Quintana fue clave para terminar de cerrar los acuerdos de un plan que ya había comenzado a gestarse en Buenos Aires, y que es considerado como un amplio proyecto de integración del Norte con el Sur.

"El anuncio oficial se hará el 4 de diciembre en la Universidad de Tuxon -donde se dictan cátedras orientadas a la industria hípica-, y llevar nuestras carreras al mercado norteamericano obligará a un mayor grado de eficiencia por parte de San Isidro en todas sus áreas", agregó Quintana, quien también se reunió con Louis Romanet, el presidente de la Federación Internacional de Autoridades Hípicas.

La exportación de la señal, que generaría ingresos para San Isidro, podría alcanzar en una primera etapa el 50% de sus competencias. Las pruebas ingresarían por el Maryland Jockey Club, cuyo hipódromo de Pimlico también está bajo la órbita de MEC, y a partir de allí se haría la distribución a todos los escenarios norteamericanos, y luego penetrarían en Europa.

Asimismo, la posibilidad de que en el futuro el hipódromo de Gulftream Park albergue una versión del Gran Premio Latinoamericano es un tema que comenzó a estudiarse con detenimiento en las charlas entre dirigentes y empresarios; el hipódromo de Miami, que será reinaugurado pronto con tragamonedas, tiene un enorme público de habla hispana.

Quintana también mantuvo encuentros con Ken Kirchner, vicepresidente de la National Thoroughbred Racing Association, y en las charlas se mencionó la idea de crear un mecanismo para que los caballos sudamericanos puedan tener una plaza en la Breeders Cup sin necesidad de pagar derecho por inscripción.

Las rondas de conversaciones seguramente continuarán en San Isidro, cuando los directivos extranjeros vengan invitados por el Jockey Club a presenciar el Carlos Pellegrini.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook