Edición Latinoamérica
12 de Abril de 2021

Declaraciones del Presidente de la Asociación de Juego Autorizado

Cuestionan la autorización para instalar el bingo telemático en Zaragoza, España

(España).- El presidente de la Asociación de Empresarios de Juego Autorizado de Zaragoza, Juan Tristán, consideró que aún quedan muchas cuestiones por mejorar en la normativa que permite la explotación de máquinas de bingo virtual.

T

ristán consideró que el decreto publicado el lunes en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) perjudica en cierta medida a los bingos porque no restringe la instalación de este tipo de máquinas a estos establecimientos, sino que amplía el permiso a los salones de juego y a los casinos.

El portavoz de los empresarios señaló que algunas de las nuevas máquinas que permite poner en juego este decreto aragonés requieren habitáculos propios en el interior de las salas. “Se ha prohibido su instalación en las zonas de admisión”, explicó Tristán. Esta prohibición, unida a la obligación separar espacios para fumadores y no fumadores que fija la Ley Antitabaco, complica la instalación de este tipo de máquinas. “Serán numerosos los permisos urbanísticos que tengamos que solicitar y los problemas de espacio que tendrán los empresarios”.

A pesar de los recelos, los empresarios consideran que estas nuevas apuestas, que ya funcionan en comunidades autónomas como Andalucía y Cataluña, pueden ser una forma de impulsar un sector “en declive”. El presidente de la Asociación de Empresarios de Juego Autorizado de Zaragoza, que representa a 11 de los 23 bingos existentes, explicó que el principal competidor de los bingos es el juego online impulsado por las instituciones públicas.

A juicio del portavoz empresarial, estas máquinas de bingo telemático pueden atraer a otro tipo de público, pero todavía es pronto para valorar si serán un revulsivo para el sector. Las máquinas de bingo virtual permitirán apostar hasta seis euros en jugadas que deben durar un mínimo de tres segundos. El precio máximo de cada partida será 20 céntimos (debe permitir arriesgar cantidades inferiores), sin que el valor total de la suma de las apuestas simultáneas realizables en una partida por cada usuario pueda exceder de seis euros.

Los premios se llevarán al menos el 80% del total de las apuestas efectuadas, aunque con una limitación: no podrán ser superiores a mil veces el valor de lo aportado en cada partida. Tanto el cobro como el pago se efectuarán mediante soportes que contengan códigos aleatorios de números que garanticen la seguridad de las operaciones.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook