Edición Latinoamérica
19 de Octubre de 2020

La última visita de Lula a la entidad fue en 2003

El presidente de Brasil conoció el nuevo sistema que administra las loterías de la Caixa

(Brasil).- El presidente Lula visitó la sede de la Caixa Económica Federal, en Brasilia, donde conoció el centro de cómputos y las terminales desde las nuevas terminales que realizarán los servicios de emisión de billetes de lotería.

L

a presidenta de la Caixa, María Fernanda Coelho, el vice presidente de Transferencia de Beneficios, Carlos Borges, la vicepresidenta de Tecnología, Clarisse Copetti y el superintendente de Loterías, Paulo Campos, presentaron el Nuevo Modelo Tacnológico y Logístico de la Red de Loterías de la Caixa al presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

El presidente fue informado del proceso de transferencia del control de los servicios de las agencias de lotería para el banco, que se completará el 12 de agosto. Ese servicio era controlado por la multinacional Gtech, investigada por la Comisión Parlamentar de Investigación de los Bingos (CPI).

De acuerdo con la Caixa, 21 mil máquinas ya fueron instaladas en 8.500 agencias. La meta es colocar 25 mil máquinas en 9 mil agencias de lotería. Los servicios serán prestados por cuatro proveedores, contratados por medio de licitación.

El presidente Lula dijo que con el nuevo modelo de computadoras, el banco dejara de depender de “empresas que no son brasileñas o que no tienen la misma responsabilidad de un funcionario de carrera de la Caixa”.

La presidenta de la Caixa, María Fernanda Coelho, presentó las perspectivas del banco para este año y para 2007. Informó que la Caixa tiene la meta de conceder R$ 52,5 billones (U$S 24,2 billones) en crédito comercial para personas físicas y jurídicas este año, y R$ 79,6 billones (U$S 36,7 billones) el año que viene.

Lula elogió los servicios del banco en el pago de programas sociales del gobierno, como el servicio Bolsa-Familia. “Nadie quiere un banco para tener pérdidas. Está probado que la Caixa es competitiva y que sabe cuidar de los intereses del gobierno. Eso aquí no es una casa de favores”, dijo.

De acuerdo con la presidenta de la caixa, María Fernanda Coelho, el banco dio en disponibilidad hasta el mes pasado R$ 8,5 billones (U$S 3,9 billones) para habitación, de los R$ 10,3 billones (U$S 4,7 billones) previstos en el presupuesto de este año. Según la presidenta, el banco debe superar este valor, llegando a R$ 12,2 billones (U$S 5,6 billones), Coelho asumió la presidencia con la caída de Jorge Mattoso.

En su visita a la Caixa Económica Federal, el presidente Luiz Inácio Lula da Silva conmemoró el hecho de que el banco asumirá el próximo sábado toda la tecnología en administración de juegos y agencias de lotería. Lula recordó que la Caixa va a cerrar el año con ganancias y afirmó que eso es un argumento para rebatir a quienes defienden la privatización de la Caixa.

A pesar de ser un evento previsto en la agenda del presidente, la visita a la Caixa tuvo contornos de campaña. Lula fue recibido por funcionarios fuera del predio con gritos de aliento y también fue aplaudido dentro de la Caixa. AL visitar algunas salas, Lula saludó a los funcionarios y se sacó fotos como un verdadero candidato. Después asistió a la presentación de la presidenta de la estatal, María Fernanda Ramos Coelho, sobre el balance del primer semestre del banco y almorzó en el lugar.

“La Caixa estuvo por quebrar muchas veces. Recuerdo que los privatistas publicaron titulares y más titulares de que la Caixa y el Banco del Brasil tuvieron déficit. Ahora es importante que ustedes se enorgullezcan de que la Caixa hizo mucho más de lo que en toda su historia. Está cuidando del pueblo pobre y no está cerrando en rojo. Ahora saldrá de la cabeza de cualquier brasileño (la idea de) que ese bango tiene que ser privatizado”, dijo Lula, acrecentando que la Caixa no es una casa de favores, y si, de captación y préstamo de recursos.

Sin nombrar la multinacional Gtech, responsable de la operacionalización de las loterías de la Caixa y que fue investigada por sospechas de favorecer en sus contratos al gobierno, Lula dijo que la nueva tecnología fue desarrollada por brasileños y que, así, el gobierno no depende de empresas extranjeras. El contrato con Gtech termina el día 12 de este mes.

“No tenemos que depender de empresas que no son brasileñas o que no tienen la misma responsabilidad de un funcionario de carrera de la Caixa”, dijo Lula.

Lula dijo que le gustaría que la Caixa tuviese agencias hasta en Nigeria y lamentó que los brasileños que viven en el exterior no puedan mandar dinero a Brasil por medio de bancos como la Caixa porque “son extorcionados”, siendo obligados a pagar altas tasas, según él.

En ningún momento de la visita hubo cualquier referencia al hecho de que esa haya sido la primera visita de Lula a la Caixa luego de la quiebra de silencio de Francenildo de los Santos Costa, en una de las agencias del estado, episodio que llevó a la demisión de Antonio Palocci del Ministerio de Hacienda y de Jorge Mattoso de la presidencia de la estatal.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook