Edición Latinoamérica
20 de Julio de 2019

Declaraciones del Angel Vázquez, representante de los agentes hípicos

Las apuestas hípicas en Puerto Rico continúan en descenso

(Puerto Rico).- “La falta de esfuerzos de mercadeo del deporte, la limitada transmisión de programación hípica, los problemas económicos que encara el hipódromo El Comandante, y la proliferación de las agencias hípicas en la Isla, son algunos de los principales factores que hacen que la industria continúe siendo arropada por una nube negra”, dijo el presidente de la Hermandad Puertorriqueña de Agentes Hípicos, Angel Vázquez.

V

ázquez indicó además que las apuestas de caballos en el 2005 ascendieron a $236.9 millones, y en lo que va de este año han mermado casi $8 millones.

También sostuvo que la baja no se puede atribuir al auge de las máquinas de entretenimiento, que son parecidas a las máquinas tragamonedas de los casinos, ya que no hay estadísticas que lo prueben.

El representante de los agentes hípicos hizo referencia además a las declaraciones que recientemente hiciera el presidente de la Confederación Hípica de Puerto Rico, Juan Negrón, quien destacó que el auge de las máquinas de entretenimiento está afectando las jugadas de caballos. Negrón enfatizó que en las mismas se juegan diariamente entre $500 y $800 y generan una economía subterránea millonaria.

En la Isla existen unas 45 mil máquinas de este tipo en comercios como panaderías, bares, colmados, gasolineras y agencias hípicas. “No es verdad que el auge de las máquinas de entretenimiento erosiona la industria hípica.

Hoy día, muchas agencias hípicas no cuentan con esos equipos, y la gente que los tienen sí pagan impuestos al Gobierno. No todos los agentes hípicos generan una economía subterránea por ello”, dijo Vázquez.

Destacó que si las máquinas de entretenimiento han afectado las jugadas de caballos, la entrada de las 4,000 nuevas máquinas electrónicas de videojuegos que la nueva Ley Hípica permitiría instalar en el Hipódromo y en las más de 600 agencias hípicas, una vez lo firme el Gobernador, ocasionarían una debacle en el hipismo. Esto se debe a que estas máquinas equivaldrían más costos, pérdida de privacidad y de autonomía del negocio, y agregó que no tienen la seguridad adecuada.

Para este ejecutivo, “el hipismo está paralizado” por la incertidumbre económica del país, los problemas financieros de las operaciones hípicas locales y las trabas que enfrenta el apostador hípico, ocasionando que éste pierda la confianza en este deporte. Asimismo, dijo que la transmisión de las carreras por televisión y radio es limitada pues no alcanza toda la Isla, y otra razón es que se siguen otorgando permisos para abrir nuevas agencia hípicas.

“La proliferación de agencias hípicas produce una división de ingresos, no un aumento en apuestas. Yo solicito un alto en la apertura de nuevas agencias hasta que se dilucide quién tomará las riendas del Hipódromo “, indicó.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook