Edición Latinoamérica
25 de Enero de 2021

Las doce casas de juego podrán permanecer abiertas hasta mañana

Ordenan el cierre de los casinos de Atlantic City debido a una crisis de presupuesto

(Estados Unidos).- El titular de la Comisión de Control de Casinos ordenó el cierre de los casinos de Atlantic City si Nueva Jersey no promulga el presupuesto. Las doce salas de juego, que requieren el control estatal, han emprendido una batalla legal para permanecer abiertas, y la corte de apelaciones estaba tratando en el tema el domingo.

L

os apostadores de los casinos e hipódromos en Nueva Jersey obtuvieron la suspensión temporaria de la medida el domingo, mientras los reguladores y jueces dijeron que podrán estar abiertos al menos hasta el miércoles, mientras que el gobernador Jon Corzine espera tener éxito en llegar a un acuerdo con la legislatura del estado para aprobar un nuevo presupuesto de U$S 31 mil millones.

Rob Stillwell, vocero de Boyd Gaming, que maneja el Hotel Casino Borgata en conjunto con MGM Mirage, dijo: "Esperamos que haya una resolución para este tema dentro de los próximos días”. Los reguladores de casinos del estado han determinado, sin embargo, que los resorts deberán cerrar el miércoles a la mañana si no hay un nuevo presupuesto para Nueva Jersey hasta ese momento, agregó Stillwell.

Esta es la primera vez que Nueva Jersey cierra las operaciones del gobierno debido a que no llegó a aprobar un nuevo presupuesto con fecha límite del 30 de junio. El demócrata Corzine usó el sábado pasado sus poderes constitucionales bajo el Acta de Control de Desastres (Disaster Control Act) para despedir temporalmente a 45.000 trabajadores. La orden le permite mantener a 36.000 empleados estatales sin paga. Los servicios como la policía estatal, las prisiones, hospitales mentales y cuidado de los niños se mantendrán en operaciones.

Junto con los casinos, los dueños de los hipódromos iniciaron juicios para bloquear cualquier medida de cierre. Las loterías estatales, sin embargo, dicen que dejaron de vender entradas el sábado a la tarde, y los parques y playas estatales también deberán cerrar en caso de que no se haya promulgado ningún presupuesto. Si los casinos cierran, el estado podría perder un estimativo de U$S 2 millones en ingresos por impuestos por cada día que permanezcan cerrados.

Nueva Jersey tiene una brecha de U$S 4,5 mil millones en el presupuesto y la asamblea, liderada por el partido demócrata, ha estimulado los planes de Corzine para juntar los últimos U$S 1.000 millones necesarios para terminar con la escasez al incrementar el impuesto a las ventas de un centavo al 7 por ciento. El gobernador se encontró el domingo durante 5 horas con los legisladores en la mansión del gobernador.

El gobernador canceló los servicios gubernamentales no esenciales el sábado pasado, luego de que la legislatura no adoptara el presupuesto antes del 1 de julio, dejando al estado sin los medios para gastar dinero. La mayoría de los demócratas en la Asamblea y varios Demócratas del Senado se oponen a un incremento de los impuestos a las ventas, temiendo una reacción negativa por parte de los votantes y reservando cualquier incremento de tarifas para la reforma de impuestos a la propiedad.

Atlantic City tiene 12 casinos que producen cientos de millones de dólares en ganancias de impuestos para Nueva Jersey. Entre las principales empresas de casino se incluye a Harrahs Entertainment y a Trump Entertainment Resorts.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook