Edición Latinoamérica
13 de Agosto de 2020

Aseguran que el Huracán Katrina no influyó en la decisión de la empresa

Se cerrará el casino Isle of Capri de Grand Bahama

(Bahamas).- Los ejecutivos de la empresa de Isle of Capri en Biloxi, Mississippi, han anunciado que dentro de un año culminarán sus operaciones en Grand Bahama. Jill Haynes, directora de Comunicaciones Corporativas, dijo que el motivo por el cual finalizarán las operaciones el 1 de junio de 2007 es para permitir que la empresa se concentre en el conjunto de propiedades que posee en los Estados Unidos.

E

n una entrevista telefónica con The Freeport News, Haynes reveló que cuando el casino cierre el año próximo, los empleados tendrán derecho a una indemnización por despido. La directora señaló que el Huracán Katrina no influyó en la decisión de la empresa para cerrar el casino.

El casino Isle of Capri obtuvo elogios generalizados como consecuencia de los Huracanes Frances y Jeanne, ya que siguió pagando los salarios completos a todos sus empleados durante todo el tiempo en el cual el casino estuvo cerrado por el cierre de los casinos Westin y Sheraton debido a los daños causados por las tormentas. Además, se les dio a los empleados unos bonos por productividad para que pudieran utilizar en sus vacaciones.

En julio del año pasado, una drástica disminución de las ganancias netas entre el año fiscal 2004 y 2005 en el Casino Isle of Capri influyó en la decisión de tener que reducir el equipo de trabajo en un 13 por ciento. El Gerente General y Vicepresidente del casino, Eddie Llambias, declaró que esta decisión tuvo que ver con la pérdida de U$S 2.4 millones sufrida en el pasado año fiscal.

También reveló que durante ese período, la empresa quiso atraer la atención del gobierno y tuvo una reunión con representantes para lograr una reducción de los impuestos que mejorara la situación de los negocios. Llambias dijo que incluso luego de una serie de reuniones, hubo algunas promesas al respecto, pero no tomaron ninguna medida.

En una entrevista con The Freeport News, los empleados dijeron que estaban preocupados por la continuidad de sus trabajos en el casino. Después de las declaraciones de Llambias, el Ministro de Turismo, Obie Wilchcombe, admitió que el gobierno había cumplido con todas las responsabilidades desde que el casino abrió sus puertas en diciembre de 2003.

El Ministro dijo que uno de los acuerdos realizados entre el gobierno y los ejecutivos de Isle of Capri afirmaba que las partes hablarían en caso de que la empresa realizara un pedido para la reducción de impuestos.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook