Edición Latinoamérica
28 de Noviembre de 2020

Ante rumores y acusaciones en el proceso de licitaciones

Anuncian proyecto de ley que modificaría la operación de casinos en Chile

(Chile).- Los juicios, las acusaciones entre empresas, los rumores sobre vínculos entre compañías y políticos terminaron por rebalsar el vaso. Las deficiencias y vacíos en la actual Ley de Casinos condujeron a que la discusión regresara a la arena política, y ahora los legisladores chilenos analizan un nuevo proyecto que mejore las condiciones de operación de casino.

L

os diputados UDI Rodrigo Álvarez, Gonzalo Uriarte y José Ramón Barros anunciaron que presentarán un proyecto de ley que fortalecerá algunas áreas que han sido blanco de cuestionamiento, como por ejemplo los resguardos para que no se produzca una concentración monopólica en la industria, y que se norme la relación entre las platas del negocio de los casinos y el mundo de la política.

Las restricciones al otorgamiento de licencias planteadas por los parlamentarios compete a empresas como Enjoy (grupo Martínez), que hoy opera en Chile 4 casinos y está postulando a otros 5; a los españoles de Cirsa, con postulaciones en 7 ciudades, y la panameña Latin Gaming, que ya opera un casino en Arica y está apostando a otras 3 ciudades en el actual proceso.

En tanto, sobre el vínculo entre operadores de casinos y la política, el diputado Uriarte dijo que podía considerarse como tema a regular las donaciones que hizo Antonio Martínez, "patriarca" del grupo operador de casinos, a la fundación del ex Presidente Ricardo Lagos.

Los operadores que asoman como aludidos por los cambios planteados a la normativa prefirieron no comentar la iniciativa parlamentaria.

En la Superintendencia reconocieron la atribución de los parlamentarios de opinar respecto de cualquier materia relacionada con el actual proceso de otorgamiento de permisos de operación de hasta 16 licencias de casinos en Chile.

En efecto, una vez finalizado el proceso en curso, el superintendente Francisco Javier Leiva hará una evaluación del marco normativo para plantear modificaciones que sean necesarias.

Otro punto que preocupa a los parlamentarios es la inminente judicialización del proceso de adjudicación de hasta 16 licencias para operar casinos.

Al juicio que enfrenta a Thunderbird con la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ), se suman los anuncios sobre eventuales acciones legales hechos por los grupos españoles Cirsa y Egasa-Nervión, ambos afectados por los informes desfavorables emanados por los Consejos Regionales (Cores) a proyectos que estas empresas piensan llevar a cabo en el país.

Cualquier acción legal podría derivar en órdenes de no innovar, lo que paralizaría el proceso, al menos en las regiones donde estas empresas sienten que se han vulnerado sus derechos. Así está establecido en la propia ley orgánica de los Cores.

Varios operadores comentan sobre lo preocupante que es para la continuidad del proceso el surgimiento de nuevos litigios. El ejecutivo de una de las firmas postulantes sostiene que "el superintendente (Francisco Leiva) dijo en su reunión con la Comisión Hacienda de la Cámara de Diputados que era normal la existencia de litigios. Pero la verdad es que el hecho que puedan surgir tantos juicios no es algo normal. No ha pasado en otros países y habla mal de cómo se están haciendo las cosas en Chile".

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook