Edición Latinoamérica
15 de Agosto de 2020

Entrevista a Manuel Lao Hernández, presidente del Grupo

Cirsa apuesta al crecimiento del mercado peruano

(Perú).- Tras la inauguración del Casino Majestic en la ciudad de Lima, en dónde realizaron una inversión aproximada de 18 millones de dólares, Manuel Lao Hernández, presidente del grupo Cirsa, reveló a la prensa local sus planes en el negocio de casinos y salas de juego en el mercado peruano.

L

a compañía Cirsa ha decidido invertir con mayor fuerza en el Perú. La estabilidad económica ha sido importante en esta decisión, pero el presidente de la corporación reveló en una reciente entrevista, Manuel Lao Hernández, más detalles sobre este proyecto.

¿Dónde encaja el Perú en la estrategia de internacionalización de Cirsa?

Cuando a Cirsa se le hace pequeño su propio país, salimos fuera. ¿Y a dónde vas? A donde hablan tu mismo idioma. La aventura de expansión se inició a principios de los ‘90 y no podíamos olvidar a Latinoamérica. Empezamos en República Dominicana, seguimos con Venezuela, Uruguay, Panamá, Argentina y recientemente Chile. Y el Perú no podía ser menos, el país se ha estabilizado y esta vez hemos hecho una gran inversión. Majestic es nuestra marca más importante de casinos y no solo engloba juego puro y duro, también hay espectáculo y restaurantes.

¿Qué evalúa Cirsa para decidir si invierte en un país?

Lo primero es que el juego sea legal. No es que haya un país de Latinoamérica donde se juegue más que en otros, ya que uno nace jugando, es algo innato. Lo que intentamos es que el juego ya no sea un fenómeno de los suburbios, de los bares, sin reglas claras.

Eso desapareció y vamos a dar entretenimiento con atracciones. Venimos de Maracaibo, donde acabamos de abrir un casino con una zona de espectáculos de 1.500 m2 dentro de una sala de juegos.

Ahora los casinos tratan de crear una atmósfera diferente...

Cuando la gente va a un sitio a dejar dinero, tienes que dar un espectáculo, darle algo. Claro, un casino cuesta más que el cine, pero tienes la opción de recuperar tu dinero y ganar más.

¿Cuánto han invertido en el Majestic?

Han sido unos 18 millones de dólares.

Pero Cirsa está en el Perú desde hace tiempo, operan tragamonedas y otros casinos...

No creo que esta inversión supere los 35 millones de dólares. Al principio fuimos lento, conociendo bien las cosas. Teníamos un socio con el que no nos fue muy bien y nos tiramos un poco para atrás. Ahora no queremos inventar nada nuevo. Estamos en el sector del ocio y lo que hacemos es superarnos cada día más en este sector.

Acabamos de leer en Internet que Cirsa nació de sus ganas de no perder, que un negocio trunco con el grupo Franco (grupo español que compite con ellos) fue el origen de su empresa...

No es así. Cuando te preguntas cómo alguien puede hacer esto solo, es imposible. Y con la familia, tampoco. Esto se ha hecho por el factor humano. Es verdad, en el mundo, para hacer un negocio lo que hay de sobra es dinero y personas.

Si no hay dinero, lo buscaremos, y al factor humano también. Lo que ocurrió con Franco es que Cirsa descubrió un sistema de juego que no existía en España, y cuando ellos lo quisieron comprar, le planteamos un negocio a medias. Le dimos el sistema, hizo 2.000 máquinas y no nos dio ninguna.

Al final le compramos 200 máquinas a precio de mercado y regresamos con mi hermano a Almería, mi tierra, muy tristes. Ese día lloré bastante, de rabia o de impotencia, pero no asustado. Ahí hicimos la gran fábrica. Ellos no cumplieron su palabra y por eso les salió un contrincante importante.

A los Franco les tengo gran respeto, pero hoy somos empresas diferentes. Facturamos al año 2.000 millones de dólares, tenemos 16.000 personas trabajando con nosotros y estamos en varios países. Ellos facturan 400 millones, trabajan con a lo más 3.000 personas y están en cinco países. La diferencia es esa, con todo el respeto del mundo.

¿Cuál es la visión de Cirsa para el Perú en los próximos cinco años?

Si tienes una palanca y un punto de apoyo, se pueden hacer muchas cosas, y el Perú los tiene. Tiene una ley de juego, para empezar. Ahí está nuestro negocio.

Nos referimos a si van a comprar casinos en otros hoteles y consolidar un negocio con muchas operaciones...

Efectivamente, hay negocios aquí que podrían ser mejores y cuyos dueños no tienen ni idea de cómo llevarlos bien. Y cuando agarras un negocio de esos, le limpias la cara, haces una inversión razonable y el negocio camina, ¿Qué hemos hecho diferente? Hay sitios que no han cambiado sus alfombras en años. No olvidamos que somos un negocio de servicios.

¿Qué otros secretos hay?

El más importante es el factor humano. El único grupo de ocio que tiene una universidad para preparar a su gente es Cirsa. Es un tema costoso, pero cuando vienes a visitar nuestros casinos, te das cuenta de lo que vale eso.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook