Edición Latinoamérica
27 de Octubre de 2020

Por no seguir las normas vigentes

Siete bingos populares fueron clausurados este año en Murcia, España

(España).- Siete bingos populares han sido clausurados en lo que va de año por funcionarios de la consejería de Hacienda de la Comunidad Autónoma de Murcia, por no contar con la correspondiente autorización administrativa para realizar esta actividad de juego.

E

l director general de Tributos de la consejería de Hacienda, Miguel Ángel Blanes, afirmó que además de en Murcia, se han clausurado bingos populares que se celebraban en Cartagena y el Mar Menor, "las zonas en las que más tradición hay de esta actividad". Blanes asegura que no se están endureciendo las medidas contra la celebración de estas actividades de juego sin autorización administrativa, sino lo que se busca es que aquellos colectivos que organizan estos juegos de forma frecuente cumplan con la normativa vigente.

En este sentido, el director general explicó: "No solemos actuar en el caso de que algún colectivo realice una rifa puntual, sino contra aquellos que ya cuentan con una estructura y realizan las actividades de juego con frecuencia, como puede ser el caso del Ateneo de Santo Ángel, en el que tenían una logística importante, como es una máquina de extracción de bolas y un panel anunciador de los números que iban saliendo".

De hecho, en la mayoría de las clausuras de bingos populares que ha realizado la consejería de Hacienda este año, los funcionarios han requisado las máquinas para el juego, pero en el caso de Santo Ángel sólo pudieron precintar el sistema de extracción de bolas porque se encontraba anclada el suelo.

Asimismo, el director general de Tributos, competente en materia de juego, afirmó que la mayoría de los expedientes que abren por realizar bingos populares sin autorización administrativa, concluyen en simples apercibimientos o en pequeñas sanciones económicas.

"En casi todos los casos, no consideramos que se esté realizando una acción de juego ilegal con ánimo de lucro, sino una actividad alegal, ya que se incurre en la infracción por desconocimiento de la ley. Además, estos bingos populares no se suelen realizar con un claro ánimo de lucro", agregó Blanes. Sin embrago, en aquellas ocasiones en las que se observa una conducta dolosa por parte de los organizadores de los bingo o son reincidentes, las sanciones no son tan blandas.

Desde la dirección general de Tributos aclararon que acciones de clausura como la del bingo del Ateneo Cultural de Santo Ángel no tienen un fin lucrativo o sancionador, sino que simplemente se busca mantener las actividades de juego dentro de la legalidad vigente.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook