Edición Latinoamérica
17 de Agosto de 2019

Según un informe del diario La Nación

Argentina tendrá un volúmen de apuestas cercano a los 4.126 millones de dólares este año

(Argentina).- De acuerdo a un informe presentado por el diario La Nación, en la Argentina funcionan actualmente 140 casinos, 59 bingos y 31.174 tragamonedas habilitadas, y se calcula que antes de fin de año se habrán apostado más de 12.000 millones de pesos (4.126 millones de dólares), es decir un promedio de casi 1.400.000 pesos por hora (480 mil dólares).

E

l crecimiento del juego no se circunscribe a la ciudad de Buenos Aires, sino que está extendido a toda la geografía del país. El crecimiento de las apuestas en algunas provincias, como Mendoza por ejemplo, alcanzó picos del 50% en los últimos tres años. En la provincia de Buenos Aires, la Quiniela recaudó durante el año 2004 unos 120 millones de pesos (412 millones de dólares).

El interventor del Instituto de Loterías y Casinos de la provincia de Buenos Aires, Franco Laporta, adelantó a La Nación que para este año prevén disponer de 200 millones de pesos (68,78 millones de dólares) más que en 2004 para destinar a salud, educación y desarrollo humano. Para este año el organismo prevé disponer de 701.430.526 pesos (241,2 millones de dólares), cuando en 2004 enviaron a las áreas mencionadas 557.589.913 pesos (191,74 millones de dólares).

"Hay que calcular unos 100 dólares por persona y por año", dijo a La Nación el presidente de la Asociación de Loterías Estatales Argentinas (ALEA) y titular de la Lotería de Neuquén, Alfredo Mónaco. Atento a ese cálculo, en el país se juegan 3.700 millones de dólares, es decir, casi 10.000 millones de pesos. El crecimiento excepcional que parece darse en todos los distritos, al menos en los primeros siete meses del año, explicarían aquel superávit.

El propio Mónaco trazó algunos puntos de comparación: "En Europa, las apuestas llegan a 45.000 millones de dólares anuales; en los Estados Unidos, a 35.000 millones. Y en América latina debemos andar por los 5.000 o 6.000 millones". ¿Es posible, entonces, que sean reales aquellos niveles de juego en nuestro país? La respuesta corre por cuenta del presidente de ALEA: "En la Argentina, el juego está muy bien explotado. Debe pensarse que en Brasil no hay casinos, y que Chile ahora está a punto de licitar zonas para instalar de 10 a 15 salas. Para nuestro país la competencia es, por ahora, Punta del Este".

En la Argentina hay 140 casinos, 59 bingos y 31.174 máquinas tragamonedas oficialmente registradas. En la actualidad, las unidades de juego que más han aportado al crecimiento del volumen de dinero apostado son, precisamente, los slots, que han alcanzado ya los niveles de los ingresos provenientes de la quiniela, el juego por excelencia para la inmensa mayoría de los argentinos.

La magnitud del volumen de lo que se juega es impactante. Tanto que, a modo de comparación, la cifra total de lo que la gente apuesta en la Argentina -en función de los datos proyectados para 2005- duplica el presupuesto de la ciudad autónoma de Buenos Aires, que es el tercero del país, detrás del de la Nación y del bonaerense.

En el interior, Santa Fe abrirá una licitación para instalar tres casinos en su territorio: Santa Fe, Rosario y Melincué. En Córdoba actualmente hay 8 casinos en funcionamiento (Carlos Paz, Corral de Bustos, Embalse, Laboulaye, Traslasierra, Miramar, La Falda y Río Ceballos), y la cantidad de concurrentes a sus salas fue récord en 2004.

En esa provincia la explotación de tragamonedas fue concesionada en marzo del año pasado. La empresa ganadora ya explota máquinas en al menos once ciudades -excluida la capital cordobesa- y, por contrato, está obligada a construir cinco hoteles, de los cuales ya inauguró el primero, en Río Ceballos. Córdoba prevé obtener en 2005 utilidades por 63 millones de pesos (21,66 millones de dólares), a ser transferidas al Ministerio de la Solidaridad, para acción social.

En Mendoza también fue significativo el crecimiento del juego en el trienio 2003-2005. Por la explotación de los casinos de Mendoza y San Rafael la provincia obtuvo, por cobro de canon, 85.706.813 pesos (29,47 millones de dólares) en 2004. Este año, y hasta julio, ya lleva 78.184.561 pesos (26,88 millones de dólares), por lo que la proyección arroja una cifra de 134.030.676 pesos (46,09 millones de dólares). El titular del Instituto de Juegos y Casinos de Mendoza, Miguel Alonso, dijo a La Nación: "El crecimiento de la recaudación de casinos ha sido impresionante y coincide con el despegue turístico de la provincia". Alonso dijo que este año prevén disponer de 50 millones de pesos (17,2 millones de dólares) para acción social.

Según el Indec, la recaudación proveniente de los juegos administrados por Lotería Nacional fue, en 2003, de 4.894.375.000 de pesos (1.680 millones de dólares). Y se pagaron por premios 4.049.521.000 de pesos (1.392 millones de dólares). Hubo en ese período 758.301.000 apuestas, sin contar casinos, máquinas tragamonedas y el Hipódromo de Palermo, donde también funciona slots.

En 2004, los ingresos netos del casino flotante fueron de 460,9 millones de pesos (158,5 millones de dólares), mientras que el canon pagado en concepto de permiso de explotación fue de 84,8 millones de pesos (29,16 millones de dólares), según los números de la empresa. Pero como lo que se paga en premios orilla el 80%, se deduce que lo que la gente apostó en el casino flotante alcanzó el año pasado unos 2.060 millones de pesos (708 millones de dólares). Según estimaciones extraoficiales, en ese mismo período las tragamonedas aportaron al total 1.700 millones (584,6 millones de dólares). Otros 2000, aproximadamente, corresponden a bingos, la Quiniela y a los tradicionales juegos "poceados": Quini 6, Brinco, Loto, Telekino, etcétera.

En la provincia de Buenos Aires el juego también está en franca expansión. El IPLyC prevé un aumento de al menos el 25%. Según consta en la página web del instituto, las ventas totales por el juego llegaron a 2.695.413.794,68 pesos en 2004 (926.89 millones de dólares). En la proyección, la cifra alcanzaría los 3.390.715.162,68 pesos en 2005 (1.166 millones de dólares).

Ese número es mayor si se lo "compatibiliza" con el método de lectura de los ingresos por apuestas usado para el cálculo en Capital. Es que con las tragamonedas se da que la misma máquina "paga" el premio en la resolución inmediata, y al Estado ese dinero no le llega, pues va directamente al apostador. Para la estimación se usa una "fórmula financiera" por la cual se prevé que lo apostado durante 2005 en la provincia de Buenos Aires, en bruto, alcanzará los 5500 millones (1891 millones de dólares).

“La provincia aporta el 45% del total al país”, asegura La Porta. Así, y en función de los datos estimados en su distrito, también se llega a que en el país, en 2005, se apostarán 12.200 millones de pesos (4.195 millones de dólares).

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook