Edición Latinoamérica
25 de Agosto de 2019

Hasta el momento, sólo están permitidos en embarcaciones

Mississippi considera la aprobación de casinos tradicionales

(Estados Unidos).- Debido a la destrucción causada por el huracán Katrina en la zona, los legisladores de Mississippi podrían considerar brindar permisos para casinos tradicionales (en tierra firme) y descartar la ley que permite solamente salas de juego flotantes en lugares vulnerables.

M

ás de la mitad de los 13 casinos en Biloxi, Gulfport y Bay St. Louis fueron destruidos por el huracán, de acuerdo a declaraciones efectuadas el miércoles pasado por Larry Gregory, director ejecutivo de la Junta de Juego de Mississippi. Cuando se le preguntó acerca de la posibilidad de instalar casinos tradicionales señaló: "Pienso que será una cuestión de política pública en las mentes de cada uno de los legisladores cuando vengan a la próxima sesión".

"El único casino que ví que estaba intacto y estable es el Beau Rivage en Biloxi", agregó. Esta propiedad pertenece a MGM Mirage. "No se trata sólo de los casinos, sino también de la infraestructura. Llevará varios años poner esto en funcionamiento nuevamente".

Algunos legisladores, particularmente los conservadores religiosos, se han opuesto a construir casinos tradicionales sobre la costa o cerca del Río Mississippi porque temen que otros estados también presionarán para tener casinos.

El senador republicano Steve Holland comentó que se debería cambiar la ley para permitir casinos tradicionales, pero solamente en áreas donde antes estaban ubicados los casinos flotantes. "Creo que, si hubieran estado en tierra firme, de todas maneras el efecto hubiera sido desastroso, pero quizá no tanto", dijo Holland, miembro de la Junta de Juego en Mississippi House.

Los poderosos vientos y la masiva tormenta devastaron a la región, destruyendo una industria de juego que en Mississippi llegaba a los 2,7 mil millones de dólares.

Gary Loveman, Presidente y Director Ejecutivo de Harrah's, dijo que construir los casinos en barcos no tiene sentido por un problema de seguridad. Esto ha sido materia de debate desde que el estado legalizó los casinos flotantes en 1990, y el primero abrió en 1992.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook