Edición Latinoamérica
28 de Octubre de 2020

Se registró un déficit del 1,6 por ciento

Caen las ventas de ONCE frente a las de Euromillón

(España).-La ONCE registró pérdidas en sus ventas y una reducción del beneficio respecto a las ganancias registradas por Loterías y Apuestas del Estado en tan solo 47 semanas de juego. Según fuentes de la entidad solidaria, es notable su desventaja frente a Euromillón por la dejadez de la administración pública de no haber organizado un nuevo juego de lotería dónde se le permitiera participar en la venta de los billetes.

D

esde principios de 2004 la ONCE perdió el 1,6% de sus ingresos y seis meses después, una reducción del beneficio del 15%, después de la aparición pública de Euromillón, la lotería que pertenece al Estado español.

El juego Euromillones, propiedad de Loterías y Apuestas del Estado (LAE), empezó a comercializarse en tres países: Francia Reino Unido y España. Tal fue su aceptación que pocos meses después decidieron ampliar a otros nueve. En España recaudó 551 millones de euros, el 36,8% de toda Europa.

Antes del cambio de gobierno, la Once firmó un acuerdo para garantizar la estabilidad futura de la organización para el período 2004-2011 que establecía que ésta y el Estado crearían a partir de principios de 2005, un nuevo juego de lotería instantánea dónde se le permitiría a la ONCE participar en la venta del juego Euromillón. Pero después que José Luis Rodríguez Zapatero, el nuevo presidente de España asumiera, ninguna de las dos cosas ocurrieron.

"Nos preocupaba que con la aparición del nuevo juego la labor social que viene desempeñando la ONCE desde hace años se viera mermada por una pérdida de beneficios en detrimento del juego de la LAE. Por ello, pedimos al Ejecutivo un acuerdo, pero con el cambio de Gobierno, la reestructuración del nuevo Ejecutivo y, la dejadez de la administración pública por solucionar el problema, nunca llegó a fraguarse", declararon fuentes de la ONCE.

El año pasado, la LAE tan sólo en 47 semanas reportó a la administración pública un total de 551.880 millones de euros (720.534 millones de dólares), que junto al sorteo de Navidad y de El Niño, provocaron un crecimiento del 8,86% y una recaudación de 9.026 millones de euros (11.784 millones de dólares). En cambio, la ONCE recaudó tan sólo 2.263 millones (2.954, 57 millones de dólares) y cayó un 1,6% ese año y un 15% en el primer trimestre de 2005.

"El mundo de los juegos es muy complicado. La aparición de un nuevo tipo de apuesta no supone que se amplíe el número de clientes sino que los que ya juegan se vayan hacia la novedad, por lo que el Euromillón no sólo nos afecta a nosotros sino a todo el mercado lúdico", dicen en la organización. Asimismo, el juego ilegal supone una importante merma para los sus ingresos ya que se calcula que cada año mueven 180 millones de euros (235,2 millones de dólares).

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook