Edición Latinoamérica
22 de Agosto de 2019

En la investigación por la extensión hasta el año 2011

Suspenden la auditoría sobre del contrato de Ivisa en San Juan, Argentina

(Argentina).- La auditoría quedó en suspenso por el oficio librado por el titular del Quinto Juzgado Civil, Carlos Macchi, que llegó el viernes a las manos del presidente de la Caja, Guillermo Ruiz Alvarez. Ayer, el funcionario fue a la Fiscalía de Estado -que representa a la provincia en caso de litigio- para informar y preparar una apelación.

P

or pedido de la firma Ivisa, la Justicia ordenó a la Caja de Acción Social que suspenda la auditoría sobre el contrato renegociado en el 2002 con la empresa captadora de apuestas y operadora de las máquinas tragamonedas. Esa renegociación extendió la duración del contrato del 2006 al 2011.

La auditoría quedó en suspenso por el oficio librado por el titular del Quinto Juzgado Civil, Carlos Macchi, que llegó el viernes a las manos del presidente de la Caja, Guillermo Ruiz Alvarez. Ayer, el funcionario fue a la Fiscalía de Estado -que representa a la provincia en caso de litigio- para informar y preparar una apelación.

De todas formas, hasta el mediodía de ayer la Fiscalía de Estado no había sido notificada oficialmente por el Juzgado y, por lo tanto, desconocía los considerandos de la decisión judicial, según dijo el fiscal de Estado, Mario Díaz.

El oficio expedido por el juez Macchi es una "medida cautelar autónoma", que ordena la suspensión de la auditoría. El planteo se resume en que "la Caja no puede ser juez y parte", según dijo una alta fuente de la empresa Ivisa, que pidió reserva de su identidad.

"En caso de ser revisado el contrato, debería serlo en sede judicial", dijo la fuente de Ivisa. Su argumento es que la Caja no puede erigirse en auditora de un contrato que también la rige. Por otra parte, la presentación de Ivisa hizo hincapié en que la renegociación se produjo dentro del marco de la ley provincial 7.277 y pasó por todos los controles de rigor, incluido el Tribunal de Cuentas.

La ley 7.277 facultó al Poder Ejecutivo a "revisar convenios y contrataciones, reprogramar plazos y resolver contratos de suministro, obras públicas, servicios públicos, locaciones y consultorías", en el marco de la salida de la convertibilidad. En el 2002, el entonces ministro de Economía, Enrique Conti, encabezó la renegociación con Ivisa y se convino extender la duración del contrato por cinco años más de lo previsto originalmente. Así, en vez de extinguirse en el 2006, ahora tiene vigencia hasta el 2011. La decisión fue adoptada con el fin de compensar a la empresa porque parte de sus gastos cotizan en dólares.

Esta extensión del contrato es precisamente lo que pretende investigar la Caja. Y fue motivo de un cruce muy duro entre Conti y Ruiz Álvarez la semana pasada. Conti señaló que la auditoría no era más que "una cortina de humo" para menguar el escándalo por un faltante en el Casino del Parque; y Ruiz Álvarez le contestó públicamente y le recomendó que no debe preocuparse “si en su momento hizo las cosas bien”.

"Ivisa quiere dejar constancia de su clara predisposición al diálogo. Nosotros no tenemos ningún problema en que se investigue, sino todo lo contrario. Pero el contrato nos obliga a las dos partes y su revisión debe hacerse en sede judicial, por respeto a la seguridad jurídica", concluyó una fuente de la empresa.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook