Según afirmó el diputado Francisco López Mena

México no tendría casinos hasta dentro de cinco años

03-11-2004
Tiempo de lectura 1:46 min
(México).- Aunque el Congreso apruebe este año la ley que autoriza la apertura de casinos en México, actualmente prohibidos, las salas de juego no podrán operar antes de 2009, según afirmó el presidente de la comisión de Turismo en la Cámara de Diputados, Francisco López Mena.

El presidente de la comisión de Turismo en la Cámara de Diputados, Francisco López Mena, afirmó en una entrevista concedida a un medio local que “la ley en estudio en el Congreso impide la apertura de casinos antes de 2009, con el fin de que los inversionistas tengan tiempo suficiente para reunir el capital requerido”.

El legislativa afirmó también que “ se estipuló ese plazo en la propuesta de ley con la mira de que los mexicanos que deseen trabajar en ese sector tengan la oportunidad de prepararse y no sean desplazados por los extranjeros, que sólo nos quitan las fuentes de empleo".

Desde hace más de cinco años el Congreso ha estudiado la legalización de los casinos en México, pero no ha logrado un consenso porque los opositores argumentan que con su apertura se fomentarían actividades ilícitas como el lavado de dinero, la prostitución y la ludopatía, entre otras.

Actualmente, el poder Legislativo analiza una propuesta que goza de la simpatía de más de 240 de los 500 diputados la cual establece la legalización bajo criterios de mercado, montos mínimos de inversión y bases que dan seguridad jurídica a los capitalistas.

Según el proyecto, la apertura de casinos se limitaría sólo a las ciudades que cuenten con infraestructura turística previo reconocimiento de la Secretaría de Turismo.

Los casinos estarían sujetos a las disposiciones de la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, así como a las que en materia de operaciones con recursos de procedencia ilícita emitan autoridades de Justicia y Hacienda.

La iniciativa fija varios requisitos para el establecimiento de un casino, entre ellos una inversión en las instalaciones de alrededor de once millones de dólares y la generación de 1.000 empleos permanentes directos. De igual forma estipula que el inversionista debe precisar el origen del capital a invertir, comprobar su solvencia económica y presentar sus estados financieros trimestrales y anuales.

La propuesta pretende regular las apuestas en ruleta, dados, cartas o naipes, rueda de la fortuna, máquinas tragamonedas y juegos de números, de los cuales los cinco primeros sólo podrán realizarse en casinos, en tanto que los últimos los amplía a centros de apuestas remotas y salas de juegos de números.

Pese a que con este proyecto se estimularía la inversión los diputados aún no descifran si el beneficio social y económico que conlleva esta propuesta justifica los posibles riesgos que se pueden derivar con la apertura.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS