La iniciativa genera fuertes rechazos en algunos sectores

Continúa la discusión por los casinos en México

02-11-2004
Tiempo de lectura 1:46 min
(México).- La polémica ley de casinos, que permitiría la instalación de salas de juego en el país, continúa generando fuertes rechazos. De aprobarse la iniciativa, los casinos prometen atraer inversiones directas por más de 100 millones de dólares.

El pasado 13 de octubre, la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados presentó el anteproyecto de ley que debería votarse en este periodo ordinario de sesiones, tras considerar que en los foros de consulta el 60 por ciento de los asistentes se pronunciaron a favor de una medida que promete 43 millones de dólares anuales en impuestos y la generación de miles de empleos, además de atraer más de 100 millones de dólares en inversión directa.

Sin embargo, la resistencia de los empresarios hoteleros y del turismo tradicional comenzó una vez más a levantar las banderas del rechazo a la posible aprobación de esta ley. En la presentación del anteproyecto, Eduardo Sánchez Navarro y Gordon Viberg, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico, se manifestaron en San Lázaro contra lo que califican de irresponsabilidad legislativa.

"Sería un gran error con graves repercusiones sí ese dictamen es aprobado sin que exista un estudio profundo", sostuvo Eduardo Sánchez Navarro, presidente del Grupo Turístico Cabo Real y quién firmó como responsable de la publicación de un sonoro desplegado el pasado 18 de agosto que demandó que la UNAM realizara un estudio amplio y profundo para contar con bases ciertas sobre ventajas, costos, oportunidades y riesgos.

El empresario denuncia que los foros de consulta no fueron tales, sino que fueron actos de promoción encaminados a generar una actitud favorable, apoyados en un fuerte cabildeo entre legisladores, líderes de opinión y con un alto presupuesto para impulsar cambios en la ley.

En una solicitada publicada en agosto pasado, firmada por algunos de los más importantes empresarios e intelectuales del país, le solicitaban al Poder Legislativo y Ejecutivo mesura y conocimiento profundo de los casinos, dado los riesgos que significan en términos económicos, laborales y de salud, así como de seguridad pública.

Sánchez Navarro, quien negó ser el representante de ese grupo de personalidades, señaló: "no estoy negando de entrada a los casinos, pero sería lamentable que fueran aprobados sin contar con estudios como los que propusimos elaborara la UNAM como base para una discusión de fondo de pros y contras, riesgos y oportunidades. Debemos evitar que ello suceda, no hay que jugar con fuego".

Destacó que los impulsores del controvertido proyecto de ley cuentan con presupuesto para campañas de difusión y promoción, así como para cabildear intensamente. "Sin embargo, nosotros no tenemos presupuesto ni nada por el estilo. Los que firmamos el desplegado tenemos puntos de vista diferentes, pero coincidimos en que se requería un estudio de fondo.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS