Edición Latinoamérica
21 de Agosto de 2019

El proyecto pasará ahora a la Cámara de Diputados

El Senado de Buenos Aires aprobó la Ley de Turf sin slots en hipódromos

(Argentina).- El proyecto de Ley de Turf de la provincia de Buenos Aires obtuvo ayer media sanción en la Cámara de Senadores. La confirmación de que no se autorizan las tragamonedas en los hipódromos de la provincia supone una de las modificaciones más importantes entre los artículos aprobados. El proyecto pasó ahora a la Cámara de Diputados, que lo tratará recién a partir de la próxima semana.

L

os senadores bonaerenses aprobaron ayer el proyecto de Ley de Turf, tras un extenso proceso que demandó varios meses de discusión. La iniciativa, impulsada por el sector de la hípica en general, debió soportar críticas, opiniones encontradas, principalmente en torno a la aprobación o no de de las máquinas tragamonedas en los hipódromos de La Plata y San Isidro.

Sin embargo, y pese al pedido de dichos recintos hípicos, los legisladores resolvieron ayer desestimar la instalación de slots en los hipódromos bonaerenses, lo que supone una de las modificaciones más importantes entre los artículos aprobados.

En declaraciones al diario La Nación, Pablo Piffaretti, presidente de la comisión de carreras de San Isidro, se lamentó de que el Senado provincial haya demostrado "ignorar la materia" y dijo que "nunca dio razones para no aprobar lo que envió el Poder Ejecutivo", respecto de las tragamonedas.

Por su parte, Eduardo Ferro, secretario general de la Gremial de Profesionales, manifestó tener "una mezcla de sensaciones: por un lado, la satisfacción de tener una ley que pone marco a la actividad, y por otro nos sentimos defraudados porque no se cumplió lo prometido tanto por [el gobernador Felipe] Solá como por el propio Poder Legislativo".

En cambio, en el proyecto se si se habla de una subvención equivalente a "un mínimo de 9 puntos hasta un máximo de 15" del total del tributo que proviene de las máquinas tragamonedas instaladas en los bingos bonaerenses, destinada a "atender las erogaciones que demanden las actividades hípicas y afines".

Esto, denominado como el fondo de reparación histórica, significa entre el 3 y el 4% sobre el 34% que percibe la provincia de lo apostado en las slots, y es otro punto que se aleja del consenso alcanzado por los sectores turfísticos, en especial el Jockey Club y los gremios, que esgrimen un compromiso de los tiempos de Rafael Magnanini al frente de Lotería y que estipulaba en el 6% la porción que recibirían los hipódromos y los sindicatos.

Por otro lado, la importación de carreras de hipódromos del Mercosur quedó desestimada, según el artículo 20, al establecer que "los hipódromos oficiales no podrán importar señales de carreras disputadas en el exterior para recibir apuestas", y aclara que "excepcionalmente" y con autorización de Lotería se podrá importar la señal de pruebas "de nivel clásico internacional", con juego en el totalizador de cada escenario.

Otro punto saliente de la ley es el que designa los hipódromos como titulares de las agencias hípicas, para ser administradas por sí mismas o por terceros a los que se otorgue el gerenciamiento. También se destaca que los locales de lotería y quiniela podrán recibir apuestas y que se autorizará un canal hípico para la "difusión televisiva de la actividad".

Finalmente, el artículo 31 prevé la creación de una comisión formada por funcionarios del Ejecutivo, legisladores y representantes gremiales y de los hipódromos para monitorear el cumplimiento de la ley y el seguimiento de los fondos "destinados a los planes de inversión".

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook