Edición Latinoamérica
19 de Agosto de 2019

Ayer se declaró “no culpable” de los cargos en su contra

Joaquín Franco Pérez comparecerá ante la justicia norteamericana el 5 de octubre

(Estados Unidos).- El empresario, vicepresidente de R. Franco y titular de su filial en los Estados Unidos, acudió ante la Justicia acompañado de dos abogados. De acuerdo a lo señalado por fuentes de la empresa, Franco quedó en libertad tras el pago de una fianza de un millón de dólares y deberá reunirse con los fiscales el próximo 5 de octubre.

E

l empresario español Joaquín Franco Pérez, vicepresidente de Recreativos Franco y titular de R. Franco USA, se declaró ayer "no culpable" ante el tribunal estadounidense que sigue su caso por siete cargos. El juez dejó a Franco en libertad bajo fianza de un millón de dólares y fijó para el próximo 5 de octubre una reunión entre acusación y defensa en la que se decidirá la fecha del juicio, explicó una portavoz de la fiscalía.

El empresario acudió ante la Justicia acompañado de dos abogados, y la reunión con el juez apenas duró unos minutos. El magistrado que llevará el juicio será John Foreman, del Tribunal Superior del condado de Maricopa, explicó la portavoz Andrea Esquer.

La portavoz añadió que, durante la comparecencia de este miércoles, el juez no pidió a Franco que entregara su pasaporte, aunque reconoció que desconoce si el acusado puede abandonar Estados Unidos antes del comienzo del juicio. Franco fue detenido la semana pasada, acusado de sobornar a un funcionario del Departamento de Juego del estado de Arizona. Tres de los otros seis cargos en su contra son por alteración de computadoras, uno por robo y dos por fraude, según la fiscalía.

La acusación señala que Joaquín Franco ofreció un trabajo en su empresa a Daniel Muller, investigador del Departamento de Juego de Arizona, con el propósito de "ejercer influencia corrupta" en sus decisiones sobre una solicitud para instalar máquinas tragaperras en casinos de este estado. Muller anunció que abandonaba el departamento tres semanas después de que Franco recibiera autorización para instalar las máquinas en los casinos del estado. Esa autorización será suspendida, señalaron las fuentes.

Otra de las acusaciones indica que Franco mintió al anunciar la intención de su empresa de comprar o fusionarse con la firma Visix Gaming LLC, la cual distribuye los productos de su compañía. La fiscalía asegur a que el empresario, al conseguir el acceso a las computadoras y fondos de Visix, borró o alteró 3.900 archivos de tres sistemas informáticos. Además, es sospechoso de haber utilizado dinero de Visix para alquilar espacio destinado a su propia empresa.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook