Edición Latinoamérica
17 de Agosto de 2019

Proyecto para mantener las fuentes laborales de 25 familias

Trabajadores respaldan el acuerdo para salvar al Hipódromo de Tandil

(Argentina).- El hipódromo más antiguo de Sudamérica se encuentra en una situación crítica. La Municipalidad está proponiendo un proyecto de recuperación integral del predio, y ya un grupo de trabajadores manifestaron su apoyo a la gestión, atendiendo a que es necesario sostener las fuentes de trabajo de las 25 familias que hoy dependen del circo de carreras.

L

os trabajadores del turf local se manifestaron en apoyo a las gestiones llevadas adelante por el intendente de la ciudad de Tandil, Miguel Lunghi, orientadas a recuperar la actividad del hipódromo local, el más antiguo de América del Sur. El acuerdo de la Municipalidad con el club Hípico estaría hoy orientado a sostener a las 25 familias que dependen laboralmente de la continuidad del Hipódromo.

Héctor Lacoste, Julio Urtiaga, Virginia Gallo y Jorge Cuenca, trabajadores del circo de carreras, entienden que con este proyecto "no se salva a ninguna institución ni se fomenta el juego, lo que busca el Intendente es mantener 25 fuentes de trabajo".

Los trabajadores calaron que no será fácil reconstruir lo que, con el correr de los años, se ha venido abajo, pero estiman que se pueden ir realizando cosas con el afán de mejorar y que el predio sirve para realizar diversas actividades, además de programar reuniones hípicas.

"Muchos municipios están tomando los hipódromos para salvarlos y los licitan. Ellos se preocupan por salvar las fuentes de trabajo existentes y generar algunas más. Además, acá está detrás el barrio de Villa Aguirre, que ha sido olvidado por las distintas administraciones" aseguraron.

Virginia Gallo, a su vez, expuso que "el lugar puede convertirse en un centro de actividades hípicas, ya que se puede anexar equitación, la gente de La Paloma estaría dispuesta a venir, el polo, y así trabajar en la recuperación. También servirá para distintas actividades que programe la Municipalidad".

Para Julio Urtiaga no es descabellado pensar en "un centro de entrenamiento porque tenemos al domador, al bareador y muchos propietarios apuestan a Tandil por el clima en que vive el caballo. Ahora, para eso hay que arreglar y mucho el lugar, porque en estos momentos es imposible tentar a alguien para que nos confíe el pura sangre".

Por su parte, Lacoste habló de "una expectativa muy grande en la gente, y si el día de la inauguración a Azul fueron 5.000 personas, nosotros con reunir 3.000 por reunión estaríamos conformes". Justamente sobre las carreras coincidieron en que "en un principio no se pueden hacer más de cuatro reuniones al año, pero las mismas deben ser de trascendencia, para poder tentar a que vengan caballos de otros lugares".

El actual estado del lugar fue considerado como "deplorable" por los trabajadores, que reconocen que "llevará mucho tiempo poner todo en condiciones, pero se debe ir despacio y sin crear falsas expectativas en la gente. Después de tantos años de desidia, va a costar recuperar las cosas".

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook