Edición Latinoamérica
17 de Agosto de 2019

Licitación en marcha

Buscan inversionistas para el gerenciamiento del Hipódromo de Mendoza

(Argentina).- Se está tratando de cambiarle la cara a este tradicional espacio mendocino, que se extiende en 44 hectáreas y en el que viven más de 30 familias, con el objetivo de devolverle el brillo que tuvo décadas atrás y atraer inversiones en para su gerenciamiento. La concesión será por 25 años.

D

espués de haber atravesado por varias crisis de administración y gerenciamiento, en el Hipódromo de Mendoza la situación es complicada y las inversiones brillan por su ausencia. Para poder dar un paso adelante en la resolución de esta situación, el lunes comenzó el llamado a licitación para la concesión y explotación del lugar.

De este modo se está tratando de cambiarle la cara a este tradicional espacio mendocino -que se extiende en 44 hectáreas y en el que viven más de 30 familias-, con el objetivo de devolverle el brillo que tuvo décadas atrás.

El Instituto Provincial de Juegos y Casinos es el organismo del Estado que desde hace dos años tiene a su cargo la administración transitoria del lugar. Esto fue determinado por ley provincial -la 7.000 de 2002, las ampliaciones de ésta y el decreto del Ejecutivo Nº 999-, hasta que se llamara a licitación, ya que el monopolio del juego lo tiene el Estado.

“Hay que modernizar todo. Desde que nos hicimos cargo lo mantuvimos en funcionamiento, pero necesita cambios. Cuando llegamos había máquinas de escribir muy viejas y las gateras también son antiguas. Además, hace falta una remodelación edilicia”, destacó el presidente del directorio del Instituto Provincial de Juegos y Casinos, Miguel Alonso.

Se informó que la apertura de los pliegos será el próximo 26 de agosto, a las 10, en la Dirección de Compras y Suministros del Ministerio de Hacienda. La concesión será por 25 años.

Tanto directivos como trabajadores del Hipódromo coinciden en señalar que el lugar se ha quedado en el tiempo, y que para mantenerlo se cuenta hasta con planes trabajar. Hay sólo una carrera cada 21 días y se invierte más de veinte mil pesos por mes para mantenerlo, por lo que los números no cierran.

“La empresa que se haga cargo tendrá que hacer las reformas, presentar un plan de obras, respetar los clásicos y mantener al personal. Después de cumplir con esto, se pueden seguir haciendo las mejoras que quieran para beneficiar al Hipódromo”, señaló el asesor legal del Instituto Provincial de Juegos y Casinos.

En la actualidad, el Hipódromo cuenta con trece trabajadores en relación de dependencia y con más de treinta familias que viven allí. Según afirmó el jefe de Personal, Norberto Luna, desde que el Estado se hizo cargo regularizaron el pago de los salarios. “Pero el Jockey Club Mendoza todavía le debe varios sueldos a los empleados, se declararon en quiebra y la gente se quedó sin cobrar”, agregó.

Con respecto a las más de treinta familias que, aparte de trabajar, viven en el Hipódromo, aún no saben qué va a pasar con ellos después de la licitación. Desde el Instituto Provincial de Juegos y Casinos, Alonso explicó que estas familias no están contempladas en la licitación, pero que se está trabajando con la Municipalidad de Godoy Cruz para buscar una solución. La idea es ver si esta población puede sumarse al programa Mendoza Sin Villas.

“Seguramente, se va a encontrar una solución. No queremos generar ningún conflicto social. Es más, esta gente nos ayudó a cambiarle la cara al lugar, a cortar las malezas, es decir, realizaron distintas actividades que fueron muy favorables”, subrayó Alonso, quien se mostró dispuesto a resolver el tema.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook