Edición Latinoamérica
20 de Agosto de 2019

Invitándolos a participar del proyecto

Busti busca acercarse a ATE por el Casino de Victoria

(Argentina).- En una reunión llevada a cabo la semana pasada, el gobernador de Entre Ríos convocó a los gremios a sumarse al trabajo que está realizando el Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social en el proyecto de instalación de un casino en Victoria y en el que se pretende incorporar capitales privados.

El Poder Ejecutivo no tiene intenciones de modificar la Ley del Juego en la provincia de Entre Ríos, ni las condiciones laborales de los empleados”, aseguró Jorge Busti, gobernador de la provincia, en una reunión en la que convocó a los empleados de casinos, encabezados por el secretario general de ATE, Edgardo Massarotti.

En la misma, Busti convocó a sumarse al trabajo que está realizando el Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social (Iafas) en el proyecto de instalación de un casino en Victoria y en el que se pretende incorporar capitales privados. “Debemos tener una amplia imaginación para atraer capitales privados que nos aseguren poder competir con las salas de juego de las provincias vecinas y tener la rentabilidad suficiente para destinarla a la acción social”, dijo el titular del Poder Ejecutivo provincial.

En este marco, el gobernador recordó que ingresan diariamente, desde Rosario, 1.500 autos a Victoria, caudal de turistas que no se puede perder, sobre todo teniendo en cuenta que en la ciudad santafesina se estudia la instalación de por lo menos dos salas de juego. El gobernador reconoció además a ATE como gremio, con trayectoria y lucha sindical, y les reiteró que “pretendemos buscar un marco legal dentro del abanico de posibilidades, para que el gobierno pueda tomar las decisiones que logren atraer las inversiones privadas sin que el Estado pierda el control del juego, y sin poner en riesgo las fuentes de trabajo”.

En este sentido, Busti aseveró que “los trabajadores seguirán perteneciendo al Estado y bajo el régimen del empleado público”. Al término del encuentro, el presidente del IAFAS, Blas García, comentó que conversaron sobre el régimen del casino que se abrirá en Victoria y que deberá competir con los privados que se instalarán en Rosario.

“La sala de juego que se instalará en Victoria requiere una inversión muy importante, superior a los 10 millones de pesos, dinero que el IAFAS no tiene. Por eso creemos que debe haber una participación privada para que aporte capitales que son necesarios para la infraestructura edilicia y para el equipamiento en máquinas tragamonedas, ruletas y otros implementos”, dijo el funcionario.

Además sostuvo que “también se corre el riesgo de no recuperar la inversión en el corto o mediano plazo, y el Estado no debe arriesgar los dineros públicos, sino que esa función la tiene que cumplir el inversor privado”. “Tampoco queremos correr el riesgo de que si en la competencia con el casino de Rosario, el de Victoria disminuye su funcionamiento, nos quedemos con un quebranto todos los meses y que tengamos que sostener una estructura con 200 o más empleados a pérdida porque no estamos en condiciones”, continuó diciendo Blas García.

El funcionario dejó en claro que el Estado tendrá a su cargo el control del juego. “Lo que queremos conversar con los gremios y con los empleados que están agremiados es sobre las condiciones en que se ejerce no sólo el poder de policía, sino la participación de empleados estatales en el control efectivo del funcionamiento del casino”, agregó.

“Creemos que tiene que haber una fuerte participación y control estatal que significa que dentro del casino, cualquiera sea la alternativa, va a haber empleados estatales controlando su funcionamiento”, enfatizó. Con respecto a la posición del personal y de los gremiales presentes en la reunión, comentó que se intercambiaron ideas y se acordó “abrir una instancia de diálogo y debate porque tampoco tenemos totalmente en claro cuál será el marco de funcionamiento. Nos interesa conversar con los delegados gremiales y con los gremios que tienen experiencia en el tema para poder definir las pautas concretas del funcionamiento de la relación con el futuro inversor privado”.

Por su parte, el gremio solicitó al gobernador Busti la revisión de los contratos realizados por el gobierno anterior que establecen un 50% de las ganancias para el sector privado y que el Estado debe hacerse cargo del 25% del IVA.

De esta manera es muy poco lo que ingresa al Iafas para ser destinado al sistema jubilatorio del ama de casa y a la ley del deporte, entre otros beneficios sociales.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook