Edición Latinoamérica
24 de Julio de 2019

Habrá cinco nuevas salas de juego

El Parlamento avala el decreto para los nuevos casinos de Las Palmas

(España).- La moción que pretendía suspender la autorización de nuevas salas de juego en Las Palmas fue rechazada el miércoles por 35 votos contra 18, por lo que siguen adelante los concursos públicos para conceder las autorizaciones pertinentes.

E

l Parlamento de Canarias rechazó este miércoles una moción en la que el bloque socialista pedía al Gobierno regional que derogase el decreto por el que autoriza la creación de nuevos casinos y, en consecuencia, paralizase el concurso público para conceder las autorizaciones pertinentes.

La moción fue presentada como consecuencia de una interpelación anterior del grupo Socialista, que pidió que se votase de forma secreta y separada el apartado en el que instaba a la Consejería de Presidencia y Justicia a no convocar los concursos públicos para conceder la autorización de nuevos casinos, lo que fue rechazado por 35 votos en contra y 18 a favor.

También fueron rechazados, por 37 votos en contra y 16 a favor, los apartados en los que se pedía derogar el decreto de planificación de los juegos y apuestas, al no haber participado en su tramitación el Parlamento, ni haberse emitido informe sobre su incidencia social ni los efectos económicos que produciría en la Hacienda de la Comunidad Autónoma.

En la defensa de la moción, el portavoz de grupo Socialista, Francisco Hernández Spínola, acusó a la consejera de Presidencia y Justicia, María Australia Navarro, de meter al Gobierno "en un lío innecesario con una actuación arbitraria e ilegal".

El portavoz socialista se preguntó por qué la consejera "defiende tanto a los empresarios del juego en Gran Canaria", y reprochó al Gobierno que no ha acreditado en la Cámara el interés público que subyace a la hora de aumentar las autorizaciones de casinos en la provincia de Las Palmas.

"No hay informes que avalen esta medida caprichosa, interesada, sin fundamento y subjetiva, que no admite ningún contraste con datos objetivos", argumentó

Hernández Spínola pidió al Parlamento que "no nos hagamos el hara-kiri y abdiquemos de nuestras competencias" y acusó a la consejera de tratar de sembrar la sospecha al insinuar que el portavoz socialista se guía por intereses espurios, lo que a su juicio implica que Navarro "ha entrado en el peligroso camino de la insidia".

La consejera no tiene ni podrá tener nunca prueba o indicio de que este portavoz tenga otro interés que no sea el público y la reto a que demuestre lo contrario, advirtió Spínola.

"En este asunto hay que reclamar luz y taquígrafos y debate parlamentario como antídoto al oscurantismo y la opacidad del Gobierno en una actuación arbitraria e ilegal, que obviamente ha provocado que los interesados acudan a los tribunales", advirtió.

A su juicio, el presidente del Gobierno de Canarias, Adán Martín, ha prohibido a la consejera convocar concursos públicos, lo que en opinión del portavoz socialista implica actuar con sensatez. "En todo caso quiero evitar que el presidente tenga que asumir una nueva competencia, aparte de la policía autonómica, el empleo, para que tenga que terminar dedicándose a los casinos y cantando bingo", apuntó.

El portavoz del grupo Mixto, Celso Betancor, consideró que no hay motivos suficientes que avalen la moción presentada por el PSC y apuntó que este debate está fuera de contexto, puesto que la planificación de los juegos y apuestas corresponde al Gobierno. Lo que habría que plantear es si el PSC no quiere que se convoquen los concursos, y señaló que en su opinión el Gobierno ha actuado de acuerdo a los cauces reglamentarios.

"No observamos ninguna anomalía jurídica" y por lo tanto el grupo Mixto rechaza la moción del Socialista, precisó Betancor. Jorge Rodríguez, portavoz del grupo Popular, aseveró que el PSC apela a argumentos "no muy firmes y escasos de solidez para perturbar la acción del Ejecutivo, con lo que llega a conclusiones falsas y erróneas". No se puede dudar de la honradez de la Consejería y parece que el interés del grupo Socialista es continuar haciendo ruido, aseguró Rodríguez, quien sostuvo que de manera periódica y automática la oposición utiliza el juego como elemento recurrente de desgaste a los gobiernos.

"Me empieza a preocupar la utilización mediática de algunas cuestiones", advirtió el portavoz popular, quien explicó que no se pretende que se juegue o se apueste más, sino que es una actividad con una fuerte intervención pública. La actuación del Gobierno ha sido irreprochable, continuó Rodríguez, quien mostró su absoluto convencimiento de que la postura del Ejecutivo en este ámbito es la "correcta y oportuna y no escapa en absoluto al control del Parlamento".

José Miguel González, portavoz de Coalición Canaria, expresó su postura personal de cuestionamiento a la existencia de casinos como figuras "demodés del siglo XIX", aunque matizó también que en este asunto no comparte la posición del grupo Socialista de crítica al Gobierno. No obstante, consideró que antes de convocar los concursos se debe esclarecer la viabilidad económica de estos proyectos, puesto que si no hay empresarios interesados y queda desierto "para qué se van a hacer". "No estoy a favor de los casinos", reconoció José Miguel González, quien sin embargo anunció el voto en contra de su grupo a la moción socialista por entender que no está justificada.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook