Edición Latinoamérica
15 de Julio de 2019

Por un año

El Govern prorroga a Luditec la gestión de las loterías para preparar un concurso abierto

(España).- “A través de esta medida, el resto de empresas tiene un año para preparar sus propuestas”, señalaron fuentes de la Generalitat ante la extensión del contrato a la empresa Luditec, que en tan sólo 15 días terminaba su acuerdo.

L

a Entitat Autònoma de Jocs i Apostes (EAJA) fomentará la presencia de múltiples postores en un concurso público que se celebrará en un año. Luditec gestionará las loterías catalanas un año más, antes de que el contrato se someta a concurso público.

Fuentes del Govern confirmaron ayer esta noticia, en un plan de la Entitat Autònoma de Jocs i Apostes (EAJA) que pretende fomentar la presencia de múltiples postores en el futuro.

Luditec, cuyo contrato vence el próximo mes, ha sido la única gestora de las loterías catalanas desde que éstas se pusieron en marcha, en 1987. “En un año, escucharemos las propuestas de los mejores postores, no del único postor -dijeron fuentes del Govern-; por eso estamos prorrogando el contrato de Luditec: si el concurso se hubiera hecho público el mes próximo, al vencer el contrato actual, es posible que Luditec se hubiera convertido en el único postor. Con esta medida, el resto de empresas dispone de un año para preparar sus propuestas.”

El último contrato entre las loterías catalanas y Luditec se firmó en octubre de 1997, tras un procedimiento negociado y sin publicidad que levantó ampollas entre la oposición. Diputados de la oposición declararon que el “holding” Inverama, al que pertenece Luditec, había financiado irregularmente a CDC, entonces uno de los componentes de la coalición del Govern.

Aun así, y pese a que en la década de los noventa las loterías catalanas habían ofrecido unos pobres resultados económicos, la EAJA -entonces dependiente del Departament de Governació, cuyo titular era Xavier Pomés- había decidido renovar la confianza en Luditec. La propuesta, mantenía la oposición, tenía un perfil especulativo: de forma encubierta, se pretendía aprovechar la fuerte inversión de máquinas y sistemas informáticos adquiridos en 1987, una infraestructura que cualquier postor distinto hubiera desechado.

Ese contrato de Luditec vencía en octubre del año pasado, víspera de las últimas elecciones autonómicas. El Govern, que vivía sus últimos días, consideró que no era ése el mejor momento para abrir un concurso público y ofreció a Luditec una prórroga de seis meses; esa prórroga caduca en apenas quince días. Tras esta prórroga vendrá otra, por espacio máximo de un año.

“Hemos tenido que ofrecer a Luditec este último contrato administrativo para garantizar que todas las empresas interesadas se podrán presentar al concurso que la conselleria d"Interior tirará adelante”, dijeron fuentes del Govern. Igual que en 1997, se trata de un procedimiento negociado sin publicidad. “Sólo Luditec está en condiciones de elaborar una propuesta competitiva en apenas quince días. Si queríamos un concurso equilibrado y numeroso, la prórroga de un año era inevitable”. El Govern ha confirmado que ese concurso será abierto y gozará de la máxima publicidad posible, para que todos los postores, al prepararlo, tengan idénticas posibilidades.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook