Edición Latinoamérica
22 de Agosto de 2019

El jueves, en el Senado

Aprobarían enmiendas a la Ley Hípica de Puerto Rico

(Puerto Rico).- Baja de impuestos a los dueños de caballos y un mayor control de las carreras realizadas en Puerto Rico son algunas de las medidas impulsadas por los representantes Guillermo Valero y Luis Raúl Torres Cruz en las enmiendas a tratarse pasado mañana en el Senado.

E

l impuesto que actualmente pagan los dueños de caballos Sangre Pura de Carreras por concepto de los premios ganados durante el año 2004, podría reducirse de un 6% a un 3% cuando se apruebe -el jueves, en el Senado- una enmienda a la Ley de la Industria y el Deporte Hípico en Puerto Rico.

La medida también pretende crear un sistema de renovación de licencias de cuatro años de duración, donde anualmente se someterán los documentos que, mediante orden administrativa, establezca el Administrador Hípico. Esto crearía un inventario de ejemplares SPC, aumentaría los aranceles de renovación y derogaría la Sección 2055 de la Ley 120, del 31 de octubre de 1994, según la enmienda conocida como Código de Rentas Internas.

Según los autores de la medida, los representantes Guillermo Valero y Luis Raúl Torres Cruz, estas enmiendas persiguen fomentar y alentar a nuevos dueños para que adquieran caballos SPC, impulsando así a la industria y al deporte hípico en su conjunto. Asimismo, la medida sostiene, que "constituirá la política e intención del Estado Libre Asociado de Puerto Rico (ELA), declarar que toda celebración de carreras, que no tenga las debidas licencias establecidas en esta ley, será considerada como estorbo hípico y podrá prohibirse como tal".

Además, la ley tiene el propósito y la intención de "conferir a la Junta Hípica el control riguroso de la industria con plenos poderes para promulgar reglamentos administrativos, para la prescripción de las condiciones bajo las cuales todo tipo de carreras hípicas y todo tipo de apuestas que -sobre las mismas- podrá realizarse en la Isla". A ello se suma que se fomente el mejoramiento de las razas equinas, y se mantengan las carreras de caballos en los eventos hípicos celebrados en la Isla en un alto nivel de calidad y libre de toda práctica relacionada que sea corrupta, incompetente, deshonesta o ausente de principios.

También se aprobará la reglamentación conducente a "mantener las carreras de caballos en eventos hípicos celebrados en el ELA, libre de cualquier tipo de asociación con elementos indeseables y proyectar, tanto de apariencia, como de hecho, una completa honestidad e integridad del hipismo en el país".

La ley -según el documento- confiere a la Junta Hípica el poder para expulsar o excluir de los predios o alrededores a cualquier persona, con a sin licencia, cuya conducta o reputación, o presencia en dichos predios pueda, a juicio de la entidad gubernamental, reflejarse negativamente en la honestidad e integridad del hipismo o pueda interferir con el debido orden en la celebración de las carreras.

De aprobarse en el Senado, este proyecto pasaría ante la consideración de la Gobernadora para su firma final. Ante esta eventualidad, Thomas Wilson, propietario del Hipódromo El Comandante, aseguró que "han sido varias las reuniones en torno al proyecto, pero no puedo emitir reacciones al respecto, ya que no he tenido la oportunidad de revisar el proyecto final, y ver si, en términos generales, beneficia a la industria".

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook