Edición Latinoamérica
22 de Octubre de 2020

Buscan apoyo político en el Congreso

Batalla silenciosa de los empresarios de bingo en Brasil

(Brasil).- En los pasillos del Congreso Nacional, y mientras los empleados manifiestan en las calles, un grupo de empresarios relacionados al sector de bingos brasileño busca una salida política que modifique la Medida Provisoria impulsada por el Presidente Lula.

C

ontra lo que se esperaba, las 1.100 salas de bingo de Brasil no acudieron a la Justicia en forma conjunta para apelar ante la Medida Provisoria 168, que prohíbe desde el pasado 20 de febrero el funcionamiento de estos establecimientos en todo Brasil. Por el contrario, los recursos judiciales fueron puntuales y escasos, como en el Estado de Santa Catarina, donde sólo tres bingos obtuvieron amparos judiciales.

El silencio de los empresarios es estratégico. La Asociación Brasileña de Bingos (Abrabin) informó que las manifestaciones de empleados en las calles son acompañadas actualmente por "negociaciones con el poder". El presidente de Abrabin, Olavo Sales Silveira, prefiere apostar a la articulación política y el hecho de que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva se haya manifestado en favor de la legalización de los bingos una semana antes de editar la Medida Provisoria es uno de los motivos de confianza en el éxito de las mencionadas negociaciones.

"Hay muchas personas a favor del funcionamiento de los bingos, pero ellas aún no se han manifestado porque no es el momento adecuado" señaló Sales Silveira, y agregó que "ésta será una batalla que se llevará a cabo en el Congreso. En el plano judicial, no tenemos dudas de que conseguiremos la nulidad de la Medida Provisoria, ya que está plagada de errores".

La semana pasada, mientras empleados de bingos protestaban en seis capitales brasileñas, Sales Silveira estuvo en Brasilia y se presentó en el Congreso para conocer a los 12 parlamentarios que están relacionados a la Medida Provisoria. Además, mantuvo reuniones extraoficiales con ministros de Estado de los que no quiso revelar nombres.

Por su parte, los 500 bingos asociados a Abrabin cumplen una decisión tomada en conjunto: no despedir a sus empleados, a quienes prometieron pagar sus salarios regularmente. Pero debido a ello, también la asociación alertó al sector con un mensaje muy claro para el Gobierno: "tenemos recursos para pagar sólo los salarios de este mes". De esa manera, Abrabin busca movilizar al sector político, que querrá evitar pagar el alto costo político que representaría mantener la prohibición en el funcionamiento de los bingos, con la consiguiente pérdida de empleos y recursos para todos sus trabajadores.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook