Edición Latinoamérica
25 de Octubre de 2020

Para calmar la crisis política

El Gobierno brasileño propone estatizar los bingos

(Brasil).- El proyecto que reglamentaría los juegos todavía no tuvo difusión pública, pero de tener el aval presidencial, sería el Congreso el responsable de tomar la medida de estatización de las salas de bingo en todo el país, intentando desestimar cualquier relación entre políticos del PT y empresarios del juego ilegal.

P

resentado por el Ministro en Jefe de la Casa Civil, José Dirceu, el proyecto que reglamentaría los juegos en Brasil será una de las armas usadas por el Gobierno en su intento por calmar la crisis política que vive Brasil. El documento, que todavía no ha tenido difusión pública, sugiere una drástica medida: la estatización de las salas de bingo en todo el país, intentando desestimar cualquier relación entre políticos del PT y empresarios del juego ilegal.

Generado por un Grupo de Trabajo interministerial que incluye a los ministerios de Hacienda, deporte y Justicia, formado el año pasado, el proyecto llegó a manos de Dirceu la semana en la que estalló el escándalo que involucra a Waldomiro Diniz, su ex-asesor. La decisión de enviarlo al Congreso depende ahora del aval político que pueda obtener el oficialismo.

Más allá del apoyo explícito de los diputados del PT, Dirceu asegura necesitar el aval del propio Presidente de la Nación, antes de divulgar el contenido de la ley, y según fuentes oficiales, ni siquiera algunos miembros del propio Gobierno han tenido todavía acceso a los detalles del texto.

El diputado Beto Albuquerque, el segundo responsable del gobierno en la Cámara, exigió la difusión inmediata del proyecto mediante el cual el gobierno de Lula espera transparentar la actividad de los bingos en ese país. "El gobierno precisa dar a publicidad este tema, para rechazar la tesis de la oposición, que quiere relacionar a sus funcionarios con el juego clandestino".

Desde comienzos del año pasado, las casas de bingo se mantienen en funcionamiento amparadas por recursos judiciales. Contra lo que esperaban los empresarios del sector, el proyecto propone que la fiscalización, control y reglamentación del juego sea llevado a cabo por la Caixa Econômica Federal, responsable hoy del buena parte del sector de loterías. El proyecto incluso ya definiría las reglas de tributación que deberían acatar las salas de bingo para su funcionamiento.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook